Instan consejeros electorales a evitar guerra sucia en campañas

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de abril, (RADIO NET MÉXICO / CÍRCULO DIGITAL).–En el inicio de las campañas electorales en los 14 estados cuya jornada comicial se llevará a cabo el 5 de junio, consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) convocaron a partidos políticos y candidatos a privilegiar sus propuestas y evitar las descalificaciones o “guerra sucia”.

El pasado viernes 1 de abril arrancaron en el estado de Hidalgo las campañas en las que estarán en juego mil 425 cargos de elección popular, entre 12 gubernaturas, 448 diputaciones locales y 965 alcaldías.

El sábado 2 de abril tocó el turno a Quintana Roo y este domingo se sumaron Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas, mientras que Tlaxcala hará lo propio el lunes.

Posteriormente, el 12 de abril, arrancan las contiendas en el estado de Baja California en donde se elegirán diputaciones y alcaldías y, finalmente, el 18 de abril, en la Ciudad de México iniciará la batalla por las 60 diputaciones a la Asamblea Constituyente.

De las 12 contiendas en las que se renovará la gubernatura dentro de 66 días, en Veracruz y Puebla, los mandatarios locales durarán dos años en el cargo, a fin de homologar la elección con la presidencial del 2018.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), gobierna actualmente nueve de esas doce entidades: Aguascalientes, con Carlos Lozano; Chihuahua, con César Horacio Duarte Jáquez; Durango, con Jorge Herrera Caldera, e Hidalgo, con Francisco Olvera.

De igual forma se encuentran en manos priistas Quintana Roo, con Roberto Borge Angulo, Tamaulipas, con Egidio Torre Cantú; Tlaxcala de Mariano González Zarur; Veracruz, con Javier Duarte de Ochoa y Zacatecas, con Miguel Alonso Reyes.

Las tres entidades restantes actualmente en manos de la oposición son gobernadas por Gabino Cué Monteagudo, en Oaxaca; Rafael Moreno Valle, Puebla y Mario López Valdés, en Sinaloa.

Los consejeros Marco Antonio Baños, Arturo Sánchez y Enrique Andrade, opinaron que los procesos locales del 2015, aunado a los comicios del 5 de junio, permitirán al INE fortalecer el sistema nacional de elecciones rumbo a la primera contienda presidencial que encabezará el Consejo General en el 2018.

Dijeron que el Instituto estará atento de que todos los contendientes cumplan puntualmente con sus ingresos y gastos de campaña, que no se rebasen los topes establecidos para cada contienda, así como para resolver las quejas, que en su caso se presenten por uso indebido de la pauta en radio y televisión.

De acuerdo con la ley, los 14 Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) de los estados con proceso el 5 de junio, son los encargados de la organización de las elecciones en su entidad federativa, en tanto que el INE ejerció las atribuciones de capacitación electoral, geografía electoral, padrón y la lista de electores.

Además, de ubicación de las casillas, la designación de los funcionarios de sus mesas directivas, así como la fiscalización de los ingresos y egresos de los partidos políticos y candidatos.

El consejero Marco Antonio Baños Martínez opinó que si bien “se vale que las campañas sean intensas”, partidos y candidatos deben ajustarse a la ley y privilegiar las ofertas políticas contenidas en sus plataformas electorales tanto en los spots como en los mítines o eventos de campaña, por encima de la descalificación.

La ciudadanía no quiere una serie de campañas de guerra sucia sino conocer qué es lo que propone los candidatos para poder representarlos políticamente en las gubernaturas, congresos locales y ayuntamientos, acotó.

El consejero Arturo Sánchez reconoció que toda campaña electoral genera rivalidad entre los candidatos “y en nuestra historia reciente tenemos formas de hacer campaña en donde la confrontación se vuelve muy tensa, muy abierta y se contravienen en medios de comunicación las posturas de dos o más candidatos”.

Sin embargo, comentó que aun cuando los intensos debates forman parte de la normalidad democrática del país, “creo que no se debe olvidar que las campañas deben en todo caso privilegiar la información al ciudadano”, para que conozca las propuestas de campaña y emita un voto razonado.

Para el consejero electoral Enrique Andrade, la tarea de los contendientes no es otra más que la de respetar las reglas electorales a lo largo de los 60 días en los que podrán difundir sus plataformas a la ciudadanía, las cuales concluirán el 1 de junio.

La autoridad electoral “no debe ser una autoridad protagónica sino vigilante de que se cumplan las reglas y que los partidos cumplan con sus obligaciones de difundir su propaganda político-electoral y sus propuestas para llamar a la ciudadanía al voto”, anotó Andrade González.

En los comicios que movilizarán a más de la mitad del electorado del país, Aguascalientes elegirá gobernador, 18 diputaciones de mayoría relativa y nueve de representación proporcional, así como 11 ayuntamientos; mientras que en Hidalgo, se renovará la gubernatura y se elegirán 18 diputaciones de mayoría relativa, 12 de representación proporcional y 84 alcaldías.

Chihuahua renovará la gubernatura, 22 diputaciones de mayoría relativa, once de representación proporcional y 67 ayuntamientos; Quintana Roo votará por un gobernador, 15 diputaciones de mayoría relativa, 10 de representación proporcional y 10 alcaldías.

En tanto que en Tlaxcala los ciudadanos además de elegir gobernador, votarán por 15 diputaciones de mayoría relativa, 10 de representación proporcional y 60 ayuntamientos; en Oaxaca, seleccionarán gobernador, 25 diputaciones de mayoría relativa, 17 de representación proporcional y 570 ayuntamientos, 417 de ellos por usos y costumbres.

En Sinaloa se votará por gobernador, 24 diputaciones de mayoría relativa, 16 de representación proporcional y 18 alcaldías; Veracruz renovará la gubernatura, además de que elegirá 30 diputaciones de mayoría relativa y 20 de representación proporcional.

Durango renovará la gubernatura y elegirá 15 diputaciones de mayoría relativa, 10 de representación proporcional, además de 39 alcaldías; en Puebla, con la propuesta de la nueva legislación únicamente se votará por gobernador; los diputados y ayuntamientos se elegirán en 2018.

Y, finalmente Tamaulipas elegirá gobernador, 22 diputaciones de mayoría relativa, 14 de representación proporcional y 43 alcaldías, además de Zacatecas que renovará la gubernatura y elegirá 18 diputaciones de mayoría relativa, 12 de representación proporcional y 58 ayuntamientos.