Invisten a los dos nuevos ministros de la Suprema Corte

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de enero, ( CÍRCULO DIGITAL ).– A casi un mes de haber sido designados por el Senado de la República, Norma Lucía Piña Hernández y Javier Laynez Potisek fueron investidos con la toga de ministros por el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Luis María Aguilar Morales.

En sesión solemne les fue entregada la toga y el pin del águila real a los recién llegados ministros, además Piña Hernández fue adscrita a la Primera Sala y Laynez Potisek a la Segunda Sala, quienes se comprometieron a ser ministros transparentes, independientes y justos.

El ministro Laynez Potisek, destacó que llegan a una Corte de Justicia renovada que está alcanzando la madurez que coincide con un renovado interés ciudadano por lo que ocurre en el Poder Judicial, lo cual constituye una coyuntura muy favorable, que calificó como “auténtica revolución del orden jurídico”.

En este sentido, el ministro Laynez acotó que la SCJN se enfrenta a cambios en las acciones de inconstitucionalidad, como ella erradicación de esta figura como mecanismo de control de las minorías para deslegitimar consensos de las mayorías; así como la participación de los poderes federales, estatales y municipales.

Finalmente, replicó que el máximo reto son las reformas en materia de derechos humanos y amparo que modificaron el paradigma y control del estado mexicano, que decidió la apertura del derecho internacional, en donde la interpretación de la Corte establece las bases para nieva coyuntura constitucional.

Durante su intervención, la ministra Piña Hernández destacó que el acto de juzgar no es solamente un trabajo sino una forma de vida que no lleva implícita la publicidad sino el buscar la verdad y la justicia, sin atender a los caprichos de los grupos de interés.

“Estoy convencida que la capacidad no es una cuestión de género, pero en una democracia las mujeres debemos participar en la construcción del país que queremos, asumirnos no cono medio, sino como fin”, replicó la ministra.

Quien dio la bienvenida a sus nuevos compañeros a nombre del Pleno fue la ministra Margarita Luna Ramos, que en una remembranza de la vida y trabajo de Piña y Laynez, celebró su incorporación y aseveró que con sus dos nuevos compañeros se cumple el primer ciclo que el Constituyente Permanente ideó en la reforma de 1995.