Irrumpen policías manifestantes en Congreso de Oaxaca

Oaxaca, (Círculo Digital).- Policías estatales irrumpieron en el Congreso local durante la comparecencia del secretario de Seguridad Pública, Alberto Esteva Salinas, contra quien exigen su cese.

El Gobierno de Oaxaca condenó la acción de los uniformados quienes llevan meses realizando protestas contra el mando, por mal trato y despidos injustificados, según denuncian.

El grupo de policías estatales irrumpió en la comparecencia del secretario de la SSP, en Oaxaca, quien compareció ante los diputados de la Comisión Permanente de Protección Ciudadana, para la glosa del cuarto informe de Gabino Cué.

El Gobierno estatal señaló que irrupción de los policías “carece de fundamento, toda vez que el Gobierno del Estado que encabeza el Licenciado Gabino Cué Monteagudo, ha ejercitado en todo momento, una práctica de diálogo y puertas abiertas, sobre todo, al considerar que sus planteamientos han sido atendidos de manera puntual y de conformidad a las minutas de acuerdo suscritas el 27 de septiembre de 2014”.

Hizo un llamado a los policías inconformes a “deponer sus actitudes y conductas de intransigencia y presión, que buscan generar inestabilidad laboral en una institución que por mandato legal, debe ceñirse a lo dispuesto a normas locales y constitucionales, así como a la Ley del Sistema Estatal de Seguridad Pública, donde se fundamenta el marco legal que regula el funcionamiento del personal de las instituciones de Seguridad Pública de Oaxaca y del país”, refiere el documento.

En el texto, el gobierno de Oaxaca precisa que el desacato y desobediencia de los policías estatales a las funciones que tienen encomendadas, son motivo para ejercer una sanción laboral, administrativa, civil y/o penal en su contra, de acuerdo con las leyes vigentes y al Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Oaxaca.

Asimismo, “la violación a las obligaciones laborales y normativas, actos de insubordinación, desobediencia a mandato de superior jerárquico, incitación a la rebelión y la disposición y retención de vehículos oficiales”.

Los policías, desde septiembre de 2014 realizan paros de labores y marchas.

El gobierno llama a que regresen de inmediato “a sus tareas operativas y permanecer atentos al mando de su superioridad, además de reiterar la disposición de las autoridades estatales para conocer sus inconformidades por los cauces y mecanismos institucionales correspondientes”.