La burocracia impide a jóvenes migrantes reintegrarse a México: Lorenia Valles

IMG_005212 de agosto de 2015 (Maya Comunicación/Circulo Digital) Miles de quienes son deportados de Estados Unidos a nuestro país que regresan con conocimientos bilingües,  biculturales y en muchos casos con estudios superiores, se tienen que enfrentar a procesos tediosos, burocráticos e impermeables que no les permite reinsertarse en su país de origen, acusaron grupos de migrantes mexicanos.

Lo anterior se planteó en el marco del Día Internacional de la Juventud, donde la Presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados, Lorenia Valles Sampedro, dijo que es necesario llevar a cabo reformas que garanticen a las y los jóvenes que retornan al país, no se les limite sus oportunidades por trabas burocráticas.

Durante el Foro “Juventud y Migración”, hacia la construcción de políticas públicas para la juventud migrante,  que se llevó a cabo en el Senado de la República, la diputada perredista lamentó que el país no cuente con políticas públicas que reconozcan los logros de las y los jóvenes migrantes tanto en materia educativa como laboral.

En este sentido dijo que el Congreso debe avocarse a llevar a cabo reformas que permitan homologar los estudios a nivel superior de quienes alcanzaron ese horizonte en Estados Unidos pero que aquí las leyes no lo permiten, salvo a nivel primaria, secundaria y preparatoria.

De igual manera dijo que se debe avanzar en el derecho a la identidad porque representa un aspecto fundamental, establecido en el artículo 30 Constitucional, por lo que consideró que estos temas tienen que ser abordados por la Comisión de Asuntos Migratorios de la legislatura que está por iniciar.

En tanto, la diputada Aleida Alavez Ruiz, aseguró que en esta materia falta mucho por hacer porque si bien ha habido avances, muchos sólo se quedan en el papel y no se cumplen, por lo que demandó, se reconozca la movilidad como un derecho, porque, afirmó, “la gente huye de sus lugares de origen por la pobreza, inseguridad y la muerte”.

Durante el foro, Patricia Carolina Ruiz Cortés, migrante mexicana  nacida en Tijuana, quien vivió 20 años en San José, California en calidad de indocumentada y estudió allá, destacó que de 2009 a la fecha, se estima que más de medio millón de jóvenes han sido deportados de EU a México y que muchos de ellas y ellos enfrentan el problema del no reconocimiento de los estudios superiores que alcanzaron en el país del norte.

Acusó que aquí hay, por parte de las autoridades mexicanas, una falta de inclusión social, laboral y educativa luego del retorno de muchos de los dremers quienes no pudieron alcanzar allá el sueño americano por el que, junto con sus padres, cruzaron la línea fronteriza.

Demandó del gobierno mexicano voluntad política en cuanto dispensar la apostilla y facilitar equivalencia de estudios en licenciaturas y postgrados y a la vez retomar el impulso de la reforma del acuerdo 286.

Por su parte, Frida Espinosa Cárdenas, del Instituto para la Mujeres en la Migración, quien nació en Guadalajara y a los dos años migró con sus padres a Tucson, Arizona y vivió siempre como indocumentada, afirmó que el derecho a la nacionalidad mexicana y la doble ciudadanía está siendo coartado por barreras burocráticas.

Explicó que el requerimiento de la apostilla y traducción por perito oficial del acta de nacimiento extranjera, sigue siendo una traba,  cuando podría suplirse con sólo presentar el acta nacimiento o naturalización mexicana del padre y madre y el acta de nacimiento del menor.

Consideró que este tema se podrá resolver a partir de reformar el Código Civil Federal de Procedimientos Administrativos y demás ordenamientos para que este sector de la población pueda gozar de la nacionalidad mexicana y sus derechos.

Lamentó que no exista una reinserción social, digna, integral y funcional al momento de retornar. Dijo que al no reconocer la identidad y presencia de los jóvenes retornados, hay un efecto de exclusión que puede llegar a traerles  grandes trastornos psicológicos, sociales, emocionales a la población  en el lugar donde regresen, ya que existe una gran estigma y xenofobia que rodea este fenómeno.

Al término del foro se exhortó al Presidente de la República; a las secretarias de Educación Pública y Salud, a RENAPO, CONAGO y CONOFAM, a hacer a un lado todas las barreras estructurales que las familias y jóvenes migrantes de retorno a México enfrentan al querer acceder a los servicios básicos.

Fotos (Maya Comunicación)