La disputa por Michoacán

Signos Vitales

Mientras transcurría la Semana Santa, la cúpula priísta activó un “monitoreo” de las campañas que sus candidatos realizan en los 300 distritos electorales del país. Los evaluadores —de acuerdo a las metas establecidas— deberían haber completado su trabajo en 25 entidades.

En ese momento, la dirigencia nacional del PRI tenía pocas expectativas de triunfo en Michoacán. Sin información de primera mano, percibían a su candidato, José Ascención Orihuela Bárcenas, fuera de la contienda.

Enterado de ese ánimo derrotista, el legislador con licencia aprovechó el asueto para trasladarse a la ciudad de México y exigir un voto de confianza. Su recorrido por la entidad marchaba conforme lo planeado, reportó, pero sobre todo el trabajo territorial lo hacían albergar esperanzas.

En vez de comprensión, Chon Orihuela se encontró con un pesado escepticismo. Tuvo que recurrir a Emilio Gamboa para negociar un plazo de gracia: tendría un mes para demostrar que la contienda era entre tres y no entre Silvano Aureoles y Luisa María Calderón. Y lo logró…

Mañana, en el seno de la Comisión Permanente, la bancada priísta promoverá un punto de acuerdo dirigido a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, con el fin de demandarle una “investigación exhaustiva” ante las evidencias de la utilización de recursos de procedencia ilícita en el financiamiento de la campaña de Aureoles Conejo… hace cuatro años.

El senador Jesús Casillas, delegado especial del CEN del PRI en Michoacán, está entre los promoventes de ese exhorto, cuya fundamentación adelanta un escenario lejano, pero posible: la anulación del registro del perredista, por gastos excesivos. En el pasado —argumentan— el candidato del PRD al gobierno de Michoacán ya había sido cuestionado por asuntos de la misma naturaleza, los cuales han quedando impunes y sin consecuencias jurídicas efectivas.

En efecto: el pasado 31 de marzo, el Instituto Electoral de Michoacán dictaminó que en la fiscalización de los gastos de la campaña del 2011, no fue posible comprobar la procedencia de 20.9 millones de pesos gastados por Silvano, por lo que se le impuso una multa de 8 millones de pesos.

En el frente perredista, también están en plan hostil. Silvano Aureoles ha sido un candidato disciplinado, que sigue puntualmente las directrices que dicta la comisión directiva del partido durante las juntas de evaluación de cada lunes. Antier, en ese espacio, tomaron la decisión de liberar la información que presentó el delegado especial del CEN del sol azteca en tierras michoacanas, Jesús Zambrano Grijalva, sobre la presunta opulencia del abanderado tricolor.

El ex presidente nacional del PRD denunció que el senador con licencia es propietario de un Porsche Panamera —cotizado en más de 2 millones de pesos—, al menos 13 propiedades corroboradas en el Registro Público de la Propiedad —entre ellas una casa en Morelia, valuada en 6.5 millones de pesos— y media docena de negocios, entre los que destaca el RanChon, un predio de 110 hectáreas, y una gasolinera; estos dos últimos, en Zitácuaro.

A lo largo de tres décadas de carrera política, de acuerdo con los denunciantes, el legislador priísta ha construido un emporio que abarca otro medio centenar de inmuebles que serían de su propiedad y/o de su entorno familiar más cercano; entre ellos, 22 están a nombre de su hermano Ignacio, cinco se acreditan a su hijo Eduardo y otras tres, a su sobrino Juan Carlos.

La exhibición del patrimonio de los candidatos es un sello distintivo de este ciclo electoral. Orihuela es víctima de un despliegue estratégico similar al que padece el panista Javier Gándara en Sonora. Ambas acciones fueron autorizadas por la misma fuente, pero los proveedores de la información son distintos. En el caso del sonorense actuaron con mayor frialdad, pues las imágenes de las casas son irrebatibles.

El PRD, en pos de la descalificación del PRI en Michoacán. En octubre del 2014, el Instituto Electoral del Estado de Michoacán conoció de la queja número IEM-PA-30/2014, a través de la cual el PRD solicitaba la pérdida del registro del PRI.

“Es un partido que (…) le abrió de par en par las puertas a la delincuencia organizada y puso a su disposición el aparato de seguridad e inteligencia”, resumió Jesús Zambrano. Orihuela —insistió— es el candidato de la corrupción y la opacidad.

Efectos secundarios

¿VALIOSOS O BALINES? Los candidatos “verdes” han prometido vales de atención médica y para “el primer empleo”, además de becas para estudiar inglés y computación. Al margen de la spotiza, allí están los esfuerzos que hacen los abanderados del PVEM en una treintena de distritos electorales. Es el caso de Remberto Estrada, quien busca la diputación federal por el Distrito III, con cabecera en Solidaridad, Quintana Roo, y que ha formulado propuestas controvertidas: crear nacional del agua y mantener los cuerpos policiacos. ¡Órale!

RECURSOS. “No es el PRI, es Anabel”, es el lema que utilizan los simpatizantes de la candidata del PRI a diputada federal por el Distrito II, con cabecera en Apizaco, Tlaxcala. La joven abogada sólo acepta ser peñista —de hecho fue asesora del gobernador mexiquense entre el 2004 y el 2010— y deja en segundo plano un dato inevitable: fue secretaria particular del mandatario Mariano González Zarur. La dilución del logo partidista en la propaganda es característica en el DF, donde Gabriela Galván y Hannah de Lamadrid casi no tienen logos tricolores en su publicidad.