La mitad de la población de Cuernavaca apoya a su alcalde y rechazan el Mando Único

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de enero, ( CÍRCULO DIGITAL ).– Morelos se ha convertido en un “foco rojo” de la inseguridad en México, a pesar que es asolado por las bandas criminales en Cuernavaca y Temixco, más de 70 de cada cien ciudadanos rechaza cualquier pacto con los criminales, como han sugerido algunos políticos.

Las denuncias del gobernador Graco Ramírez sobre que gente cercana al alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, que se opone al Mando Único policial en Morelos, pueden sacar provecho en beneficio de criminales, con los que incluso han sugerido que se negocie.

Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) levantó una encuesta en esos dos municipios morelenses y preguntó ¿usted con cuál de las posturas se identifica más, con la de pactar para pacificar al estado o la de no pactar con los grupos delictivos?: 73 por ciento de los ciudadanos de Cuernavaca se opone a pactar con los criminales, pero 17 por ciento aceptaría la negociación para lograr la paz.

En Temixco las cosas son parecidas: 70 por ciento se opone a dialogar con delincuentes, aunque 16 por ciento lo aceptaría.

Las bandas criminales parecen descontroladas y el 2 de enero la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota, fue asesinada. Gabinete pidió a la ciudadanía de ambos municipios que opinara sobre el suceso. Para 34 por ciento de la sociedad de Temixco el crimen organizado mató a la alcaldesa, sin embargo 37 por ciento dice el crimen fue de otros autores.

En Cuernavaca las cosas son un tanto diferentes, 42 por ciento de los entrevistados dijo que fue obra de criminales organizados y 36 por ciento no comparte esa idea.

Ante el asesinato de la alcaldesa de Temixco, el gobierno de Morelos ordenó que la seguridad quede bajo el Mando Único en 15 municipios. Los entrevistadores preguntaron a la gente si aprueba o desaprueba la acción: 51 de cada cien ciudadanos de Cuernavaca no quieren el Mando Único, sólo lo aceptan 36 por ciento, mientras que en Temixco es menor la oposición (43 por ciento) y la aprobación es más favorecida (49 por ciento).

En este contexto, GCE recordó que el alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia, dijo que sus gobernados tomarán las instalaciones de seguridad pública porque están en contra del Mando Único. ¿La acción está justificada?: 40 de cada cien cuernavaquenses dijeron que la entrada del Mando Único debe ser respetada, pero 38 creen que no debe operar. Para 46 por ciento de los habitantes de Temixco debe operar y según 34 por ciento se justifica la oposición ciudadana y del alcalde.

La encuesta levantada el 5 de enero con 400 cuestionarios en la capital morelense y 200 más en el otro municipio incluyó este punto: ¿Considera que tomar las instalaciones de seguridad pública en el municipio de Tlaquiltenango es porque realmente rechazan la implementación del Mando Único o cree que grupos de crimen organizado están presionando para que lo hagan?

La gente de Tlaquiltenango se opone al Mando dijo 38 por ciento de los entrevistados en Cuernavaca, pero 38 por ciento siente que las acciones son una forma en que los grupos delictivos presionan a las autoridades para que no haya seguridad única en Morelos. 18 por ciento no sabe qué es lo que pasa y 10 por ciento prefirió el silencio.

En Temixco, 39 por ciento tiene la idea que el crimen organizado está detrás de la oposición en Tlaquiltenango, mientras que 39 por ciento cree que es real el rechazo popular. 16 por ciento no tiene idea de lo que sucede y el resto ocultó su pensamiento.