La reforma educativa genera resistencias en gremios opuestos al cambio: Nuño Mayer

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de diciembre, ( CÍRCULO DIGITAL ).– La reforma educativa es tan profunda que cambia paradigmas y afecta intereses que, sin lugar a dudas, generan resistencias, afirmó el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer.

“Son intereses de algunos líderes sindicales, por ejemplo, que no quieren perder sus privilegios de seguir vendiendo o heredando plazas, o de controlar la vida de los maestros para tener una utilidad política o económica”, indicó el funcionario.

Durante la entrega del Premio SEP-ANUT, en la Universidad Tecnológica Emiliano Zapata, en Morelos, sostuvo que la reforma transforma ese sistema para los maestros y directivos, para que a través de sus méritos y de las evaluaciones en que concursen se ganen su trabajo y su carrera.

Nuño Mayer destacó que, entre otros aspectos, la reforma significa un fortalecimiento sin precedentes a las universidades tecnológicas y politécnicas y “vamos a continuar con esa ruta”.

Anunció que el próximo año el programa de educación dual, que se ha tomado de países muy exitosos como Alemania, y que está funcionando plenamente en bachillerato, se extenderá a las universidades tecnológicas y politécnicas.

El secretario de Educación Pública destacó que en 2016 también se abrirán por lo menos tres nuevas unidades tecnológicas: en Puebla, Nayarit y Yucatán. “Estarán en marcha el próximo año para sumarse a las 113 que ya tenemos en prácticamente todo el país”.

La apuesta, subrayó Nuño Mayer, quien estuvo acompañado por el gobernador Graco Ramírez, “es que la reforma, que empieza en primaria y que ha enfrentado las resistencias que ya he mencionado, termine en el posgrado”.

Ello, subrayó, pasando por esta enorme avenida de las universidades tecnológicas y politécnicas como el centro y el sustento de un México dinámico que va a crecer echado para adelante y que va a transformar este país como lo merece.

Expuso que en estos momentos se vive una de las reformas educativas más profundas que se haya tenido en muchísimas décadas en todo el país, que permitirá que la educación de todos los niveles sea de mayor calidad en beneficio de los niños y jóvenes de México.

“Una educación de calidad necesita tener mayores horizontes que les permita así tener más y mejores oportunidades de empleos pero sobre todo que les permita también ser aún más felices, porque a través de la educación puedan encontrar su vocación y se puedan dedicar a lo que más quieran y lo que más les guste”.

Les dijo que además de ver y velar por su familia y por su futuro, tienen la gran responsabilidad de pensar también en lo que harán por México, de cómo lograrán transformar a su comunidad, a su estado y a su país.