Lanza Irak ofensiva contra yihadistas para recuperar Ramadi

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de diciembre 2015 (CÍRCULO DIGITAL).– Las fuerzas de seguridad de Irak comenzaron hoy una ofensiva contra el grupo extremista Estado Islámico (EI) en Ramadi, localizada en el centro del país, con el objetivo de expulsar a los yihadistas y retomar la ciudad.

La operación inició la mañana de este martes y sigue en curso hasta el momento en Ramadi, situada a alrededor de 100 kilómetros al oeste de Bagdad, capital del país, y por ahora no hay reportes de víctimas, informaron fuentes de seguridad iraquíes.

Ramadi fue capturada por los militantes del EI en mayo pasado, pero las fuerzas iraquíes han logrado recuperar partes de la ciudad excepto el centro donde se encuentran los edificios de gobierno, incluido un centro de comando del Ejército.

Esa localidad iraquí es crucial en la lucha contra el grupo yihadista, el cual ha ocupado amplias zonas del país con la intención de establecer un califato que abarcaría también regiones de Siria, donde los militantes asimismo han capturado grandes áreas.

Ramadi es una de las mayores ciudades de Irak, corazón de la comunidad musulmana sunita del país, y una plataforma comercial, ya que cuenta con carreteras que conectan al país con Jordania y Siria.

En la ofensiva de las tropas iraquíes, participan también miembros de las tribus aliadas y llevan el respaldo de aviones de combate y helicópteros artillados, por lo que ya habrían retomado dos distritos más, según recientes informes.

Responsables militares señalaron que las fuerzas iraquíes avanzaron por zonas residenciales y se dirigen hacia el complejo de gobierno de Ramadi, “la ciudad estará limpia en las próximas 72 horas”, aseguraron al precisar que han enfrentado sólo una tibia resistencia.

La cadena árabe de noticias Al Yazira indicó que desde que ocuparon la ciudad los combatientes del EI han construido túneles para moverse sin estar expuestos a los ataques diarios de la coalición, pero que sus líneas de suministro fueron gradualmente todas cortadas.

Funcionarios militares estimaron que tal vez la mayoría de los yihadistas abandonó la ciudad la semana pasada cuando las autoridades comenzaron a pedir a los residentes civiles que salieran a buscar refugio debido a una inminente ofensiva.

Incluso aviones militares lanzaron panfletos el pasado domingo en Ramadi, pidiendo a los residentes salir de la ciudad dentro de 72 horas e indicándoles las rutas seguras para hacerlo.

El inicio de la ofensiva coincidió este martes con un ataque suicida perpetrado por los yihadistas contra soldados iraquíes y miembros de tribus chiitas reunidos en la localidad de Bu Dhiyab, al norte de Ramadi, que dejó un saldo de 14 muertos y 17 heridos.

El violento grupo islamista comenzó a avanzar sobre Irak y Siria en junio de 2014 y cuando ya ocupaba extensas regiones en los dos países declaró un califato e implementó su interpretación radical de la Ley Sharia, pero busca seguir expandiendo su territorio.

Sin embargo, desde septiembre de ese mismo año enfrenta los bombardeos diarios de la coalición multinacional liderada por Estados Unidos, que se ha comprometido a destruirlo.