Legislativo y Ejecutivo deben ir juntos en la renegociación del TLCAN: Zambrano

 

CIUDAD DE MÉXICO, 07 de agosto, (JUAN R. HERNÁNDEZ / MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados exigió que el Legislativo sea incorporado al proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, cuyo inicio está programado en cuestión de días. Destacó que como poder representante de la ciudadanía, debe vigilar los acuerdos a los que lleguen los gobiernos involucrados y evitar negociaciones que no beneficien al país y a la mayoría de los mexicanos.

Recordó que, con base en diversos análisis, la pobreza extrema de México subió rápidamente desde la implementación del acuerdo en 1994, pasando de un 16 a un 28 por ciento en los primeros cinco años; cinco millones de campesinos tuvieron que abandonar sus tierras elevando el desempleo urbano, y aumentando la migración a la Unión Americana con las consecuentes presiones políticas ya conocidas y que se han agudizado en el actual gobierno de Donald Trump.

Jesús Zambrano Grijalva, vicecoordinador del GPPRD expuso que el tema del Salario Mínimo es fundamental en las discusiones que habrán de iniciar el 16 de agosto, y más aún si los sectores patronal y sindicales de México han dado su apoyo al destacar que es ineludible fortalecer los ingresos de la clase trabajadora para detonar la capacidad adquisitiva y con ello, el mercado interno que se encuentra estancado.

Zambrano mencionó que los beneficios del TLCAN han sido puestos en duda por la población pues ha sido evidente el desmantelamiento de algunos sectores de la industria, principalmente el agrícola (ingresan más productos de EUA), y recordó incluso las críticas de Donald Trump en el sentido de que México ha provocado pérdidas masivas de empleo en el sector maquilador en su país, ya que muchas compañías prefieren instalar sus ensambladoras en nuestro territorio por la mano de obra barata.

Lo que queda claro, dijo, es que sin duda hay un desequilibrio enorme en las percepciones de los mexicanos frente a los estadounidenses y los canadienses, y prueba de ello es que un mexicano tiene como base salarial $ 80.00 pesos diarios (que equivaldrían, en teoría, a 8 horas de trabajo); en tanto que un trabajador en la Unión Americana, puede ganar de $1, 024.00 a $1,480.00 pesos diarios por esas mismas 8 horas lo que implica que en Estados Unidos se puede ganar de 12 a 18 veces más por día, que en México.

“El hecho de que la Confederación Patronal de la República Mexicana, la Confederación de Trabajadores de México y recientemente el Consejo Coordinador Empresarial coincidan en que debemos subir el salario mínimo sin afectar los índices inflacionarios, es un punto que no debemos soslayar porque, de hacerlo, nuestros socios comerciales tendrán los elementos de chantaje hacia nuestro país.

El legislador federal recordó al respecto que ya el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, hizo un primer planteamiento para que las leyes laborales mexicanas puedan ser abordadas durante la renegociación del TLCAN.

“Los recuentos -concretó- indican que, en el marco del TLCAN, el incremento de las exportaciones mexicanas fue menor que el de sus importaciones (compuestas 70 de cada cien, por bienes intermedios); las remuneraciones medias reales bajaron un 2,6 por ciento y las desigualdades en la distribución del ingreso aumentaron considerablemente”.

Zambrano Grijalva enfatizó finalmente que no se puede dejar solo al Ejecutivo en estas negociaciones después de los resultados cuestionables y los evidentes desequilibrios que el TLCAN ha tenido para nuestro país a casi un cuarto de siglo de haber sido puesto en marcha.