Los listos del FICREA

JUAN MANUEL MAGAÑA Periodista... Ex jefe de redacción en el extinto diario El Día y en el concepto multimedia Detrás de la Noticia... Ex jefe de información del extinto diario El Nacional y los noticiarios Hoy por Hoy, en W Radio; Contraportada, en Radio Fórmula, y Primero Noticias, en Televisión... Actitud: pensar como reportero, actuar como reportero, vivir como reportero... Website: www.mensajepolitico.com E-mail: maganapalace@yahoo.com.mx

Percepción política

En lo del FICREA hay un mar político de fondo. Qué casualidad que con rapidez inusual actuaron senadores y diputados federales de diversas bancadas para hacerle frente al problema de defraudación cometido por dicha sociedad financiera popular.

Lo que en realidad hicieron fue una ley a modo en defensa de especuladores financieros, entre los que se cuentan -imagínese usted- los mismísimos tribunales de justicia y presidencias municipales de diversas partes del país que emplearon recursos públicos o dinero ajeno para lucrar con la idea de altos rendimientos, sólo,que al final fueron defraudados por el FICREA.

Elaborada en tiempo récord por un grupo bicameral, consensuada entre colegisladoras en inusitada alianza de voluntades, aprobada fast track y por unanimidad en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados y subida de inmediato al pleno para su autorización, los obsequiosos legisladores crearon un fondo de mil 500 a mil 700 millones de pesos para los defraudados. Así de fácil se arman aquí los pactos por México.

De ese modo, los inesperados e influyentes defraudados podrán cobrar a partir de mayo próximo, es decir, con una rapidez que no se observa ni para urgir la verdadera reparación del daño ni para el castigo a los culpables del fraude. Y es que a quien se castiga en realidad es al indefenso contribuyente que avala dicho fondo.

La nueva Ley de Ahorro y Crédito Popular, que con malabares jurídicos crea un fondo millonario de recursos públicos en apoyo a los defraudados, le carga al contribuyente una parte sustantiva del costo del fraude de seis mil millones de pesos cometido por la Sociedad Financiera Popular FICREA.

Esto hace que los verdaderos especuladores financieros en el asunto ya puedan dormir tranquilos, pues el Congreso federal les puso de aval y posible pagador al contribuyente. Así, los jugadores con dineros ajenos pronto recuperarán el dinero que utilizaron ilegalmente para lucrar con los intereses. Lo mismo pasó con el Fobaproa, ¿se acuerdan?

Lo cierto, afirman seguidores agudos de este asunto, es que termina una gran angustia para el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Edgar Elías Azar, por los más de 110 millones de pesos ajenos invertidos en el FICREA. Se sabe que él sucumbió a la tentación que ofrecía como gancho intereses anuales jugosos.

Problema todavía mayor era que el presidente del TSJDF capitalino, además del quebranto propio, había invitado a sus homólogos de otras entidades a hacer lo mismo, a lucrar con fondos diversos confiados a la institución a su cargo, y algunos le creyeron.

Estamos hablando de alrededor de 10 magistrados presidentes de justicia del país. Uno de ellos, se indica, es el del Tribunal de Justicia de Coahuila, Gregorio Pérez Mata, quien arriesgó 92 millones de pesos confiados al Poder Judicial de su estado, dinero proveniente de fianzas judiciales y pensiones alimenticias.

Se habla incluso de un número indeterminado de presidentes municipales, de Guanajuato, Coahuila, y otras entidades federativas, que también andan por las mismas.

Desde luego, sus nombres se guardan celosamente y ninguna ley de transparencia y acceso a la información pública ha podido revelarlos, pero fueron ellos los más entusiastas impulsores y cabilderos de la generosa norma.

Al fin que este país da para eso y más.