Maduro rechaza en ONU intervencionismo extranjero

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de sptiembre, ( CÍRCULO DIGITAL ).– El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó hoy que nadie en el mundo está facultado para juzgar, prejuzgar o pretender el cambio de régimen político de ningún gobierno o sistema en el mundo, en un discurso en Naciones Unidas.

“Nadie está facultado en este mundo, ni por la Carta de las Naciones Unidas ni por ningún derecho a juzgar o prejuzgar el régimen político de otro país ni pretender el cambio de régimen de ningún gobierno o de sistema en el mundo. Nadie está facultado para eso”, manifestó.

Al participar en la 70 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Maduro llamó a reconocer los “errores trágicos” al invadir, bombardear y llevar la guerra a países sin paz o estabilidad, en alusión a Afganistán, Irak, Libia o Siria.

Instó además a la comunidad internacional a permanecer “atenta a cualquier intento de violentar la vida política” de Venezuela de cara a las elecciones legislativas del 6 de diciembre próximo.

Aseguró que todo está preparado para que el sistema electoral permita que se exprese la voluntad del pueblo venezolano.

Precisó que en Venezuela se han celebrado 20 elecciones en 15 años y aseguró que el país está dispuesto a seguir su curso por la vía de la democracia participativa, de respeto a la Constitución y de la paz.

Sólo la paz puede garantizar la viabilidad de la agenda 2030 sobre desarrollo sostenible y de las relaciones internacionales, planteó.

Aludió al avance que en ese terreno han logrado los países latinoamericanos y caribeños en los últimos años.

Maduro recordó que en la región sólo queda un conflicto armado por resolver, el de Colombia, y felicitó los pasos del presidente Juan Manuel Santos para avanzar hacia un acuerdo definitivo con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Aludió a la mejora de relaciones entre Cuba y Estados Unidos y saludó los pasos hacia la normalización con base en el respeto entre ambos estados.

Maduro dijo que la aspiración es que las relaciones de los gobiernos de Estados Unidos con todos los de América Latina y el Caribe, “tengan el mismo signo que hoy tienen con Cuba: diálogo, respeto, reconocimiento a lo que somos”.