Manlio y AMLO: debate y acuerdos necesarios para México

Opinión

*Juan Martínez Veloz

Recientemente producto de un intercambio de declaraciones de prensa entre los dos líderes principales de México, Manlio Fabio Beltrones líder de PRI y Andrés Manuel López Obrador líder del nuevo partido MORENA han empezado a filtrar en los medios de comunicación la necesidad de una nueva reforma electoral para preparar el andamiaje de las elecciones presidenciales del año 2018.

Estamos de acuerdo en ello con la condición de que el proceso se abra a la sociedad mediante foros o una consulta popular y no sea producto exclusivamente  de las tradicionales “encerronas” de los partidos.

Aunque existen muchos puntos en esta agenda de reformas pendientes, sin embargo haremos breves comentarios sobre los aspectos más importantes:

*Prohibir el culto a la personalidad en la publicidad gubernamental y de partidos

El artículo 134 de la Constitución establece ya acertadamente una prohibición a los tres niveles de gobierno para influir en los procesos electorales, por ende, la propaganda oficial debe tener carácter institucional y fines informativos educativos o de orientación social, sin que ello implique una promoción del funcionario público.

Este concepto debe ampliarse y aplicarse a los propios partidos en los procesos electorales para evitar el acaparamiento de tiempos a favor de algunos líderes (que ni candidatos a diputados fueron) como se vio en el pasado proceso electoral del 7 de junio pasado.

*Medios de Comunicación y elecciones

En este tema los puntos más cuestionables han sido la prohibición de la contratación de propaganda electoral de los partidos en los medios de comunicación privados. La Constitución señala que el Instituto Federal Electoral será la autoridad única para la administración del tiempo que corresponda al Estado en radio y televisión y prohíbe a los partidos políticos para que en ningún momento puedan contratar o adquirir, por si o por terceras personas, tiempos en cualquier modalidad de radio o televisión. Este modelo debe revisarse con la opinión de los medios de comunicación y especialistas en el tema.

*Propaganda electoral

La propaganda de los partidos políticos sigue dejando mucho que desear. Los spots de los partidos en la TV con motivo de las prerrogativas que tienen en la materia durante el pasado proceso electoral carecieron de imaginación; pocas propuestas en realidad, muy reiterativos,  culto a la personalidad de sus dirigentes.

Creemos que en esta materia el INE debe establecer lineamientos para que este tiempo de los partidos en los medios de comunicación se destine esencialmente a difundir sus plataformas electorales. Lo anterior debe hacerse respetando también el derecho constitucional a libertad de expresión.

*¿La polémica Segunda Vuelta Electoral?

El objetivo esencial de una nueva reforma electoral debe ser tendiente a ampliar el régimen democrático del país así como evitar escenarios electorales y poselectorales muy complicados como las elecciones de Presidente de la República de 2006 y la recientes elecciones para Gobernador en Colima 2015.

En este sentido debe estudiarse la posibilidad de incluir una nueva forma de desempate entre los dos primeros lugares en un proceso electoral como puede ser el balotaje (o segunda vuelta electoral), la cual no necesariamente es obligatoria a realizarse como muchos piensan en México. El tema es delicado y requiere altura de miras.

Los duros de PRI y las izquierdas siempre le han tenido “pánico escénico” al balotaje. Quizás si mandan sus especialistas electorales al campo a países como Francia (ahora que andamos muy afrancesados) Brasil, Argentina (ejemplo más reciente), Nicaragua (caso interesante para México) podrían aprender más de esta figura electoral polémica y adoptar una modalidad de balotaje que más convenga a México.

*Reglas para proteger a los partidos y a las elecciones de dinero ilícito

Todo lo que pueda ayudar a proteger los partidos, las elecciones y candidatos de infiltraciones ilícitas de dinero  debe ser bien visto y apoyado para proteger las elecciones de dinero sucio a fin de evitar casos lamentables como los del Estado de Guerrero recientes, sin embargo esto debe hacerse con mucho cuidado para salvaguardar los derechos humanos en materia penal (derecho constitucional a la presunción de inocencia) y no interpretarse como una forma de persecución política.

*JUAN MARTÍNEZ VELOZ ES DOCTOR EN DERECHO POR LA UNAM. EX MAGISTRADO ELECTORAL.
ANALISTA POLÍTICO EXPERTO EN TEMAS MATERIA ELECTORAL

 juanmartinez_veloz@yahoo.com