Medina Mora dio anuencia a “entrada vigilada” de armas

México, D. F., 5 de marzo de 2015 (Círculo Digital).- Eduardo Medina Mora, cuando fue procurador de la República, sostuvo encuentros con autoridades de Estados Unidos al respecto de la “entrada vigilada” de armas de fuego de alto poder de EU para entregarlas a contrabandistas mexicanos, e incluso dio su anuencia para que los operativos se condujeran conjuntamente con la PGR.

Durante la investigación que condujo el Congreso de Estados Unidos (EU) sobre “Rápido y Furioso” en 2011 y 2012, salió a relucir el memorando denominado “Reunión del Procurador General con el Procurador General Mexicano Medina Mora”, con fecha 16 de noviembre de 2007.

El documento refiere que el entonces procurador Medina Mora (2006-2009) se entrevistó con su contraparte estadounidense Michael Mukasey, el 16 de noviembre de 2007, en Washington, en la que se abordó el tema de la “entrega vigilada” de armas de fuego de alto poder.

El memorando, que está parcialmente censurado, dice lo siguiente:

“De particular importancia, recientemente el Buró de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) ha trabajado conjuntamente con México en el primer intento por tener una entrega vigilada de armas que están siendo contrabandeadas a México por grandes traficantes de armas. Mientras que los primeros intentos de estas entregas controladas no han tenido éxito, la investigación prosigue, y a la ATF le gustaría ampliar la posibilidad de estas investigaciones conjuntas y entregas controladas dado que sólo entonces será posible investigar a redes completas de contrabandistas de armas, en lugar de arrestar simplemente a un solo traficante. Con ese fin, es esencial que una unidad mexicana que haya pasado los exámenes de confianza (vetted) sea asignada a trabajar con la ATF en este asunto. El agregado de la ATF en la Ciudad de México ha informado al Procurador Medina Mora sobre estos intentos de entregas controladas [de armas de fuego], y le ha subrayado la importancia de que sean asignadas tales unidades con exámenes de confianza verificados”.

El memorando fue anexado como documentación probatoria #230 al informe del Congreso de EU titulado “R&F: La Anatomía de una Operación Fallida”, hecho público el 31 de julio de 2012.

Medina Mora, actual embajador de México en Washington, fue propuesto por el Presidente Enrique Peña a Ministro de la Suprema Corte de Justicia, pero su nombramiento aún no ha sido ratificado por el Senado mexicano.

En el reporte se evidencia que el trasiego vigilado de armas a México de la ATF no empezó en 2010 con “Rápido y Furioso”. Con la anuencia de la PGR, entre 2006 y 2011, la ATF realizó una serie de operativos basados en el mismo modus operandi.

Estos operativos se desarrollaron bajo el Proyecto Gunrunner (Contrabandista de armas) de la ATF cuyo presunto objetivo es reducir el flujo de armas a México en colaboración con la PGR.

 Aceptado

Eduardo Medina Mora admitió que siendo procurador participó en decisiones que facilitaron la identificación de armas estadounidenses utilizadas por cárteles de la droga y sicarios en México.

La confesión de Medina Mora surgió durante su comparecencia el lunes pasado ante el Senado, tras los cuestionamientos de la legisladora Dolores Padierna, del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

“Lo de Rápido y Furioso se declaró en el Congreso de Estados Unidos, todos lo leímos, la ATS dijo ante el Congreso que el señor Medina Mora tuvo conocimiento y envió personal a su cargo en la operación que se llamó ‘dejar armas-caminar’, que luego ya se le dio el nombre de “Rápido y Furioso”, dijo Padierna.

En efecto, respondió Medina Mora, hubo operación con la oficina de armas, tabaco y alcohol de los Estados Unidos, con anterioridad a esta operación.

“Ahí se estableció, con el procurador un elemento que se llamaba Interest, o sea, identificación de los números de serie de las armas que eran decomisadas en México para poder identificar los sitios concretos en los cuales se vendían y a partir de esto establecer parámetros, criterios, elementos de investigación que pudieran llevar a otra cosa.

“La operación ‘Rápido y Furioso’ se desarrolló cuando yo no era Procurador General de la República”, reiteró Medina Mora.

“Jamás se autorizó ningún tipo de operación de esta naturaleza y además no ocurrió durante mi gestión; ocurrió después. Simplemente quiero dejarlo asentado.

“Insisto: en la legislación mexicana las entregas controladas se consideran conforme a la Ley de Delincuencia Organizada, Operaciones Encubiertas, se requiere la firma autógrafa del procurador, ni en mis conversaciones con las autoridades estadounidenses, ni en la operación puntual de estos, se establecieron operaciones conjuntas de esa naturaleza y no sólo porque no se hubieran conversado, sino porque no nos parecían adecuadas”.

Medina Mora aceptó que hubo una “cooperación intensa” entre ambos países al respecto, y que es todavía un tema pendiente para Mèéxico “pero ciertamente puedo afirmarle sin ninguna duda, que en mi gestión jamás se autorizó una entrega controlada de armas”, sostuvo.

Lo cierto es que, como lo evidencia el memorando, Medina Mora no sólo tenía conocimiento sobre los operativos de la ATF de “trasiego vigilado” de armas de fuego de alto poder a México desde 2007, sino que dio su aprobación para que se condujeran conjuntamente con la PGR. (Con información de aristeguinoticias.com e insurgentepress.com)

David Polanco
Tengo 5 años de experiencia en el periodismo. Dejé los temas soft y me estoy especializando en transparencia gubernamental y combate a la corrupción. Website URL: http://wwww.mensajepolitico.com E-mail: davidpolanco@mensajepolitico.com