Mexicano abatido en Pasco tenía las manos lesionadas

México, D.F., 14 de febrero de 2015 (Círculo Digital).- La tarde del 10 de febrero policías de Pasco, Washington, persiguieron a Antonio Zambrano Montes, quien fue grabado por automovilistas cuando corría con las manos arriba. Sus manos estaban recién lastimadas por quebrárselas en el trabajo, asegura su primo hermano José Rosario Zambrano.

Por teléfono, su primo alza un poco la voz: “eso es el misterio que hay ahí, eso tiene que salir, por qué no revelan nada de eso: que él estaba lesionado de las manos”. La policía afirma que estaba lanzando piedras.

Cuando Antonio se cayó de una escalera en su trabajo, en Estados Unidos, se quebró las manos;

Tenía 35 años, poco antes había terminado la relación con su esposa, comentó José en una llamada desde Seattle, Washington.

“(Antonio) estaba pasando por un estrés, un drama, o cómo decir… un problema, porque tuvo a su familia aquí y luego tuvo el accidente que lo dejó herido y sus patrones no se preocuparon en atender sus lesiones”, comentó su primo. “No supo cómo llevar todas esas cosas (…) tampoco hablaba inglés”.

Antonio ya no pudo trabajar en el campo como jornalero en medio de manzanas, uvas y la “cherry”, dijo su primo.

La policía estadunidense aseguró que Antonio estaba lanzando piedras contra los coches cerca de un supermercado latino. Al llegar los oficiales, el mexicano se negó a acatar las órdenes que le daban y lanzó piedras contra los agentes e hirió a dos, según las versiones oficiales.

Los agentes trataron de someterlo con una pistola eléctrica, pero Antonio escapó. Lo persiguieron unos metros mientras el michoacano levantaba las manos. Al darse la vuelta y poner las manos de frente, los policías ya estaban disparando a quemarropa.

José recuerda muy bien a su primo hermano porque vivió en su casa. “Era un muchacho tranquilo, ¿me entiendes?, no le gustaba andar vacilando con mucha gente, era medio serio, tranquilón, trabajador”.

José viajará a Pasco para ver el cuerpo de su primo, mientras que Agapita Montes, la madre da Antonio, realiza en Colima los trámites para repatriar el cuerpo de su hijo.

El presidente Enrique Peña Nieto pidió al secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, apoyar a la familia de Antonio para “que sienta el respaldo del gobierno de México, que no se sienta sola”. Además, de que se dé puntual seguimiento al caso de “este hecho tan lamentable y tan indignante”.

Mientras tanto, en México, la comunidad latina de Pasco ha repudiado el asesinato.

Las manifestaciones en repudio al abuso policiaco han ocurrido desde el miércoles e incluyen carteles con leyendas en español, como: “Paren de disparar a nuestra gente” y “Basta de violencia policial”.

Este sábado diversas organizaciones y residentes en EU alistan una protesta frente a la alcaldía de Seattle por la muerte del mexicano a manos de tres agentes de Pasco. (Con información de Milenio)