Militares evitan avance de comunitarios y pobladores de Petaquilla

Chilpancingo, Gro., (Círculo Digital).- Militares impiden que miembros de la policía comunitaria y habitantes de Petaquilla ingresen a Chilpancingo, Guerrero, y les pidieron que se retiraran de inmediato.

De acuerdo con los primeros reportes, integrantes del Frente Unido por la Seguridad y Desarrollo del Estado de Guerrero, (FUSDEG), señalaron que los ciudadanos les pidieron su ayuda para enfrentar al crimen organizado.

Un grupo de policías comunitarios que forman parte del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), creado el 23 de enero pasado, arribó la madrugada de este sábado a Chilpancingo para evitar que el robo, los asesinatos y las extorciones sigan aumentando en la zona.

A petición del comisario, Arquimides Vargas Encarnación, los integrantes del FUSDEG, creado el 23 de enero pasado, tras separarse de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), llegaron a la entrada de Petaquillas y de ahí se desplazaron hacia las primeras colonias de Chilpancingo, que son los fraccionamientos Río Azul y Villas Vicente Guerrero.

La consejera de la policía comunitaria, Estefanía Arcos Arizmendi, detalló que gente de Petaquillas solicitó que ingresaran y reiteró que si el Ejército les pide que se replieguen, no lo van hacer.

Después de unas horas de tensión, habitantes de la comunidad de Petaquilla y los comunitarios y representantes del gobierno de Guerrero se alistan para dialogar respecto al problema que motivó la llegada de la Policía Comunitaria de los pueblos del Valle hasta las primeras colonias de Chilpancingo, la condición es que no estén presentes militares, elementos de la Policía Federal (PF) ni de la Fuerza Estatal (FE).

Pasadas las 10:00 horas, a la carretera federal México-Acapulco, llegó Victoriano Sánchez Carbajal, subsecretario para Asuntos Políticos y Derechos Humanos del Gobierno de Guerrero.

Se identificó como representante del secretario de Gobierno, David Cienfuegos Salgado, y pidió la instalación de una mesa de diálogo con los representantes de Petaquillas.

El ex comisario Belester Herrera lo abordó, le dijo que había disposición para charlar, pero que el encuentro debería realizarse en la plaza central de la localidad, lo que el funcionario replicó ofreciendo un lugar neutral, aunque no mencionó la ubicación.

Entre Chilpancingo y Petaquillas hay un tramo de 10 kilómetros de carretera federal que facilitan la comunicación, en casi toda la extensión hay grupos de policías federales, estatales y militares del 50 batallón de infantería apostados a la orilla, igual que los policías comunitarios del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo Social de Guerrero (FUSDEG).

Aunque a las 08:00 horas hubo un plazo de diez minutos para que los comunitarios se retiraran, han trascurrido más de tres horas y lo que se plantea es una mesa de diálogo.

Arquímedes Vargas Encarnación, comisario de la localidad, ha señalado que el pueblo no dará marcha atrás a la operación de la policía comunitaria, pues durante varios años se ha pedido sin éxito el resguardo en materia de seguridad pública.