Mueren aves y lobos marinos en Baja California

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Marina investigan el deceso de 550 aves, principalmente patos y cormoranes, así como cuatro lobos marinos en el Puerto de San Felipe, en Baja California.

La dependencia informó en un comunicado sobre la muerte de estos ejemplares de vida silvestre, luego de que sus cuerpos fueron detectados en los recorridos de vigilancia que se efectúan de manera permanente en la entidad.

Los especímenes fueron localizados en un tramo de 10 kilómetros partiendo de la escollera del Puerto de San Felipe hacia el sur, único punto donde se observó la mortandad de mamíferos y aves marinas.

Ante estos hechos personal de la Profepa, de la Secretaría de Marina (Semar) y del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) levantó un cerco sanitario, mientras que muestras de las aves fueron llevadas a un laboratorio para determinar las causas de los fallecimientos.

En tanto que los restos de los pájaros fueron colocados en bolsas de plástico para sepultarlos a fin de que no generen un riesgo sanitario para personas y otras especies animales.

La Profepa plantea como hipótesis que esos fallecimientos pueden estar relacionados con el cambio climático, debido a que las variaciones en la temperatura del agua ocasiona que los cardúmenes se ubiquen a una mayor profundidad y en consecuencia las aves no puedan obtener su principal fuente de alimento.

En las indagatorias también participa personal de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), del Instituto de Servicios de Salud Pública (Isesalud) y de la Delegación Municipal de San Felipe.

Asimismo inspectores de esta Procuraduría Federal de Protección al Ambiente siguen realizando recorridos en la playa, para monitorear la contingencia y recabar mayor información en coadyuvancia con la Marina y el Senasica.