No hay marcha atrás en apagón analógico: IFETEL

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de octubre, ( CÍRCULO DIGITAL ).– El comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), Gabriel Contreras Saldívar, sostuvo que “no hay marcha atrás en el apagón analógico”, cuyo plazo límite para concluir transmisiones analógicas a nivel nacional es el 31 de diciembre de 2015.

El funcionario expuso en rueda de prensa que el organismo regulador no ha solicitado prórroga alguna del apagón analógico.

El apagón “no es un capricho”, sino una decisión tomada por la Constitución política mexicana, pues representa beneficios importantes para la población, como tener más canales y de mayor calidad, señaló.   Sobre el cese de transmisiones analógicas en la ciudad de Monterrey y su zona metropolitana, cuya fecha límite fue el pasado 24 de septiembre, Contreras Saldívar precisó que el apagón se realizó en forma ordenada y sin contratiempos.

Al presentar los resultados de una encuesta realizada en esa ciudad del estado de Nuevo León del 1 al 7 de octubre, informó que una semana después del “apagón”, sólo 10.3 por ciento de la población no cuenta con la posibilidad de recibir señales digitales, esto es, 472 mil 635 personas que representan 120 mil 795 hogares.

Acompañado por la subsecretaria de Comunicaciones de la SCT, Mónica Aspe Bernal, precisó que 63 por ciento de los hogares en Monterrey y su zona metropolitana tiene al menos una televisión digital en sus hogares y 3.4 por ciento de los hogares que sólo tienen televisores analógicos los mantiene conectados a un decodificador.

Contreras Saldívar recordó que la Ley impone la obligación al Ifetel de ordenar apagones analógicos por zona de cobertura en la medida en que se logre una penetración de entrega de televisores digitales al 90 por ciento de la población que defina la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

La SCT ha entregado ya 6.2 millones de televisores digitales a igual número de hogares de escasos recursos y las entregas continuarán hasta cubrir a 9.4 millones de hogares, lo que equivale a casi un tercio de los hogares del país.