No más cierre de carreteras; no usar bandera de tragedia por intereses: Osorio

México, DF., ( Círculo Digital).- al participar en la reunión plenaria de diputados del PRI, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reiteró que el caso de los normalistas desaparecidos, no será cerrado hasta que se detenga a todos los responsables y se dicte sentencia a cada uno de ellos.

“Ha sido claro el procurador (Jesús Murillo) y decir cerrar es equivocado: mientras no se detenga a todos los culpables y mientras no se dicte sentencia a cada uno, no podrá estar cerrado”, puntualizó.

“Hoy, conociendo la verdad, conociendo prácticamente con claridad a los responsables de esta tragedia, le podemos decir a la sociedad mexicana que estamos trabajando para que nunca más se vuelva a dar un tema como el de Ayotzinapa”, aseguró el responsable de la política interior del país.

 

Reconoció que los legisladores han padecido ese hartazgo social al recorrer sus distritos, donde los electores les reclaman la situación, “eso era lo que querían esos grupos”, insistió.

Y aunque no identificó a lo que llamó en repetidas ocasiones “esos grupos”, el secretario de Gobernación afirmó que en estos cuatro meses “esos intereses han reaccionado y han buscado que México tenga en el extranjero una imagen adversa. Y es que acuden a todas las instancias internacionales para generar ese ambiente hacia el país, como si esto ayudara a los mexicanos”.

 

Entrevistado al finalizar su participación a puerta cerrada en la reunión plenaria de los diputados federales del PRI y del PVEM, Osorio Chong reconoció el derecho de los padres de los estudiantes a expresar su inconformidad y les reiteró la disposición al diálogo, pero advirtió que el gobierno federal no admitirá más el cierre de carreteras y otras acciones que afectan los derechos de la mayoría de los mexicanos.

Miguel Ángel Osorio Chong, subrayó que una vez desahogada la “gran investigación” de la PGR en torno a los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, debe quedar claro, “y no es advertencia, que nadie, nadie deberá seguir utilizando la bandera de la tragedia para satisfacer sus propios intereses. No lo vamos a permitir y así estamos actuando ya en correspondencia”.

Sin embargo, aseguró que en esta actitud del gobierno federal “no hay endurecimiento, sino simplemente es asumir la responsabilidad de Estado que nos compete”.

Reconoció el hartazgo social de los últimos cuatro meses, derivado precisamente del caso Iguala-Ayotzinapa, y sostuvo que eso era precisamente lo que querían algunos grupos, “que se cayera en la confrontación y pasáramos de 43 de una tragedia, a la suma de una acción que podíamos lamentar absolutamente todos”.

Por separado, el dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, sostuvo que tras el punto de vista jurídico y técnico de la PGR, “lo que sigue es la consignación de un juez para que el caso pueda desembocar en el fincamiento de sanciones penales.

“Que se haga justicia y que continúen las investigaciones; que se canalice el asunto por la vía judicial. La investigación puede seguir, pero con los elementos que ya hay el juez puede llamar a los presuntos implicados y en pocos meses tener una sanción como conducta francamente criminal”, sostuvo.