Obama pide al Congreso autorizar guerra contra Estado Islámico

Washington, EU, 11de febrero (Círculo Digital) – El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy al Congreso nuevos poderes de guerra que autorizarían formalmente el uso de fuerza contra la milicia islamista del Estado Islámico (EI), ya que supone una amenaza no solamente para la región, sino también para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Obama envió una carta al Congreso en la que pide que apruebe una legislación que autorizaría formalmente el uso de fuerzas militares contra EI en Irak y Siria.

“El llamado Estado Islámico de Irak y del Levante supone una amenaza para la gente y la estabilidad de Irak, Siria y el Medio Oriente y la seguridad nacional de Estados Unidos”, justificó Obama su petición de nuevos poderes de guerra.

Con esta petición, el presidente busca legitimar la guerra contra EI y “mostrar al mundo que estamos unidos en nuestra determinación para contrarrestar el poder del Estado Islámico”.

Hasta ahora las fuerzas militares estadunidenses habían llevado a cabo ataques aéreos contra el EI en Irak desde agosto y en Siria desde septiembre.

En su misiva, el mandatario recuerda a los congresistas que el Estado Islámico es responsable de la muerte de cuatro rehenes estadounidenses: James Foley, Steven Sotloff, Abdul-Rahman Peter Kassig y Kayla Mueller.

Barack Obama considera que la legislación existente le da autoridad para llevar a cabo estos ataques contra EI, pero argumenta que es necesaria una nueva legislación para “autorizar el uso continuado de la fuerza militar para degradar y derrotar al Estado Islámico”.

El mandatario estadunidense pide poderes bélicos por tres años para luchar contra EI. Este permiso sería, sin embargo, limitado, ya que “no autorizaría operaciones de fuerzas de combate a largo plazo y gran escala como las que nuestro país ha realizado en Irak y en Afganistán”, según el presidente.

Explica que “las fuerzas locales, más que las fuerzas militares de Estados Unidos, deberían desplegarse para llevar a cabo estas operaciones”.

Obama considera que la autorización del Congreso ofrecería “flexibilidad para realizar operaciones de combate terrestres”, pero que éstas serían limitadas. Y cita como ejemplo operaciones de rescate de personal estadounidense o de los aliados, tareas de espionaje o el uso de fuerzas especiales en acciones militares contra los líderes del Estado Islámico.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, se mostró confiado en que la legislación cuente con apoyo bipartidista en el Congreso.

“Necesitaremos que demócratas y republicanos en la Cámara de Representantes y en el Senado se tomen en serio sus responsabilidades y consideren estos asuntos sumamente importantes de seguridad nacional”, dijo Earnest en rueda de prensa. (DPA)