Perredistas vinculados al matrimonio Abarca crean una nueva tribu

CIUDAD DE M{EXICO, 6 de diciembre, ( CÍRCULO DIGITAL )/  FOTO QUADRATIN.– Este domingo, el ex senador de la República, Lázaro Mazón Alonso y el ex diputado local del PRD, Bernardo Ortega Jiménez dejaron la corriente Nueva Izquierda (NI), para presentar la constitución de Movimiento Alternativo Social (MAS), una nueva corriente política al interior del sol azteca.

Con esta nueva corriente, Mazón Alonso y Ortega Jiménez se deslindan de Nueva Izquierda que dirige el actual diputado local, Sebastián de la Rosa Peláez, grupo político que impulsó y defendió la candidatura y administración de José Luis Abarca Velázquez en Iguala, quien está implicado en la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, el pasado 26 de septiembre de 2014.

El anuncio de MAS se realizó en un salón de fiestas ubicado al sur de Chilpancingo. En el acto estuvieron presentes, Celestino Cesáreo Guzmán, presidente del PRD en Guerrero, Carlos Reyes Torres, presidente de la mesa directiva del Congreso local y demás funcionarios públicos de los municipios de Huitzuco y Quechultenango.

Durante su participación, Mazón Alonso expresó que en “ningún momento se fue del PRD, sino que por culpa de algunos dirigentes nacionales, que ya no están en este momento, decidieron salir y apoyar a otro movimiento diferente, pero nunca renunciamos al partido político”.

Asimismo, quien fue ex secretario de Salud en los primeros años de la administración del ex gobernador, Ángel Aguirre Rivero, y vinculado con el matrimonio del ex presidente de Iguala, José Luis Abarca y Ángeles Pineda, indicó que con MAS, el PRD da una nueva ruta: “porque ser de izquierda no es cerrar los ojos ante los problemas reales de la sociedad” y en ese sentido manifestó: “no hay nada en absoluto que me avergüence de mi vida política y sigo repitiendo, soy responsable de mis acciones, no me hago responsable de las acciones de mis amigos, de mis conocidos ni de mis familiares”.

Bernardo Ortega en su mensaje expresó que luego de que el PRD estuvo en el poder 10 años en Guerrero, es necesario dar un nuevo dinamismo al partido, para sacudirse las ideas de una izquierda contestataria y opositora.

Argumentó que MAS no viene a medir fuerzas ni liderazgos al interior del PRD, “que ningún líder piense que venimos a desbancarlo, venimos a la unidad para responder a una sociedad más compleja, que la militancia vuelva a creer en el PRD y ser más que un grupo que exija cuotas de poder”.