Pide Senado informes de explotación de yacimientos transfronterizos

El Congreso de la Unión debe conocer, de parte del gobierno federal, el estado en que se encuentran las negociaciones entabladas respecto a la explotación y exploración de yacimientos transfronterizos que se encuentran en las fronteras del país, ya que el tema de los energéticos es un asunto de soberanía nacional, aseguró la senadora Gabriela Cuevas Barron.

La Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores afirmó que la Cámara de Senadores no cuenta con información respecto a los acuerdos que se han alcanzado con los gobiernos de Estados Unidos, Cuba y Guatemala para la exploración y explotación de yacimientos transfronterizos de hidrocarburos.

La senadora del PAN explicó que los recursos petroleros bajo la jurisdicción mexicana no solamente comprenden los vinculados a Estados Unidos y Cuba, “también tenemos relaciones de este tipo con otros países como Guatemala, por lo que debemos prestar especial atención a los hechos que se están desarrollando en todas las fronteras del país, tanto marítimas como terrestres”.

Dijo que las relaciones económicas y comerciales México-Guatemala deben ser una prioridad para el gobierno mexicano, dado que conllevan oportunidades de crecimiento económico regional.

“Sin duda, el logro de este objetivo en los próximos años estará vinculado en gran parte al desarrollo del sector energético que logren impulsar de manera conjunta y en apego al derecho internacional”, comentó.

Recordó que en la XI Reunión de la Comisión Binacional México-Guatemala, celebrada en agosto de 2013, se acordó la creación de un Grupo Técnico que estaría encargado de determinar la viabilidad de negociar un acuerdo de exploración y explotación de yacimientos transfronterizos de hidrocarburos, pero se desconoce si ese Grupo Técnico se implementó y cuáles fueron sus resultados.

Es de suma importancia porque se trata de 10 áreas compartidas en la Plataforma Yucatán y la Cuenca Sierra Madre de Chiapas-Petén, que abarcan los estados de Oaxaca y Chiapas, el sur del departamento del Petén y la zona norte de los departamentos de Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz e Izabal, en Guatemala.

“La plataforma Yucatán podría sumar reservas de hasta 3,177 millones de barriles, mientras que la cuenca Sierra Madre de Chiapas-Petén, 3,826 millones. Esto, sin considerar el descubrimiento de un nuevo yacimiento petrolífero cerca del Río Hondo, en el distrito de Orange Walk, Belice, limítrofe con Quintana Roo y el Petén”, expuso.

También dijo que es necesario informar sobre el curso que llevan las negociaciones con Estados Unidos y Cuba sobre la exploración y la explotación de yacimientos transfronterizos continentales de hidrocarburos que se localizan en la denominada “Dona Oriental” del Golfo de México.

Señaló que México y Estados Unidos cuentan con un Acuerdo Relativo a los Yacimientos Transfronterizos de Hidrocarburos en el Golfo de México, el cual resulta insuficiente porque sus disposiciones no aplican a los yacimientos que se encuentran dentro de las primeras 9 millas náuticas adyacentes al litoral, ni hidrocarburos que puedan existir a la frontera terrestre con los Estados Unidos.

Además, este tratado no cubre lo que se llama el “hoyo de Dona Oriental”, es decir, los hidrocarburos existentes en el polígono oriental del Golfo de México, que tiene una extensión aproximada de 20.000 km² y puede requerir un acuerdo tripartito entre México, Cuba y los Estados Unidos por la cercanía que tiene a los territorios de estos tres países.