Piden congelar cuentas de Aguirre por desvío de $287mdp del erario

México, DF, 20 de febrero 2015 (Círculo Digital).- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) congelar cuatro cuentas bancarias de Ángel Aguirre Rivero, exgobernador de Guerrero, por el presunto desvío de 287 mdp del erario.

Fuentes del Gabinete de Seguridad del gobierno federal confirmaron que la petición forma parte de las investigaciones por el presunto desvío de recursos detectados en las cuentas del erario de la entidad, en la que están involucrados familiares y socios del exmandatario.

La solicitud del congelamiento de cuentas fue presentada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SHCP, ante la sospecha de que el origen de los recursos está relacionado con el lavado de dinero, en la denuncia presentada en enero pasado.

En la petición están relacionadas cuatro cuentas bancaria, dos de Banamex, una de BBVA Bancomer y otra de Santander, todas a nombre de Aguirre Rivero.

De acuerdo con las investigaciones de Inteligencia Financiera, el ex gobernador  realizó diferentes movimientos de depósito en esas cuentas con cheques de la empresa Comercializadora 2003, una de las investigadas en el desvío de recursos al erario de la entidad.

Como parte de estas indagatorias, en donde están involucradas 19 personas, hasta el momento se encuentran detenidos Carlos Mateo Aguirre Rivero y Luis Ángel Aguirre Pérez, hermano y sobrino del exgobernador guerrerense, Víctor Ignacio Hughes Alcocer, ex subsecretario de Finanzas y Administración de la entidad, en la gestión de Aguirre Rivero, Henry Paul Hughes Alcocer, hermano del exsecretario de Finanzas, así como sus hijos Víctor Felipe, Paulo Ignacio, Mauricio Francisco, Alejandro Carlos y Jorge Eduardo Hughes Acosta.

En las investigaciones realizadas por la PGR, a partir de la denuncia de la UIF, se estableció que Víctor Ignacio Hughes Alcocer es señalado como el principal operador financiero en el trabajo de la triangulación ilegal de los recursos del gobierno de Guerrero, con empresas privadas, durante la gestión de Aguirre Rivero. (Con información de Excélsior)