Plantea Mauricio Toledo remoción del jefe delegacional de Tláhuac

CIUDAD DE MÉXICO, 01 de agosto, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).El presidente de la Mesa Directiva de la Asamblea Legislativa, Mauricio Toledo, afirmó que este órgano cuenta con los elementos suficientes para que se inicie una averiguación en contra del jefe delegacional de Tláhuac, Rigoberto Salgado, por los hechos ocurridos el pasado 20 de julio.

“Han llegado pruebas suficientes a la Comisión de Gobierno, aportada por vecinos, instituciones y organizaciones civiles, que señalan que presuntamente Rigoberto Salgado estaba encubriendo actos ilícitos relacionados con la delincuencia organizada y narcomenudeo en dicha demarcación”, expresó.

El diputado local perredista aseveró que de comprobarse los presuntos vínculos delictivos, el funcionario delegacional deberá ser removido de su cargo inmediatamente para iniciar con las investigaciones.

El también integrante de la Comisión Jurisdiccional en el órgano legislativo capitalino señaló que la comparecencia de Salgado Vázquez será clave para presentar pruebas contundentes que lo deslinden o lo inculpen de las acusaciones en su contra.

Toledo Gutiérrez adelantó que solicitará la remoción del jefe delegacional en Tláhuac, y mencionó que la Comisión Jurisdiccional podría sesionar para conocer los casos de remoción, separación o pérdida del encargo de los funcionarios que infrinjan la ley.

“Esperemos que Salgado no se vaya a esconder y falte a la comparecencia, lo cual sería un desacato al máximo órgano legislativo de la Ciudad de México y con ello comprobaría su culpabilidad, además de dar pie para solicitar su remoción inmediata”, aseveró el legislador local.

Mencionó que de acuerdo con lo dispuesto en el Estatuto de Gobierno capitalino, la Asamblea Legislativa, a propuesta del jefe de gobierno o de los diputados, podrá remover a los jefes delegacionales por causas graves como “realizar cualquier acto o incurrir en omisiones que afecten gravemente el funcionamiento de la administración pública del Distrito Federal o el orden público”.

La Asamblea Legislativa calificará la gravedad de la falta y resolverá en definitiva sobre la remoción, por el voto de las dos terceras partes de los miembros integrantes de la Legislatura, siempre y cuando el jefe delegacional haya tenido oportunidad suficiente para rendir las pruebas y hacer los alegatos que a su juicio convengan.

Añadió que la resolución de la Asamblea será definitiva e inatacable y surtirá sus efectos de inmediato. En caso de remoción del Jefe Delegacional, la Asamblea designará, a propuesta del jefe de gobierno, por mayoría absoluta de los integrantes de la Legislatura, al sustituto para que termine el encargo.

En este contexto, el presidente de la Mesa Directiva de la Asamblea Legislativa pidió a las autoridades estar pendientes de lo que se determine en los próximos días, a fin de evitar que Salgado Vázquez se esconda o salga del país.

“También se debe contemplar que el delegado de Tláhuac podría estar pensando en la renuncia o la licencia para salir del país”, manifestó Toledo, por lo que pidió que autoridades federales y capitalinas vigilen de manera preventiva todos movimientos y se anticipen a una posible fuga.