Policías paristas de Oaxaca fueron dados de baja; hacen huelga de hambre

Los policías que mantienen tomado el cuartel de la policía estatal en Santa María Coyotepec se declararon en huelga de hambre y 10 elementos se amarraron a postes de luz con pancartas en las que exigen el pago de su sueldo, con la leyenda “no a la represión”.

By

Santa María Coyotepec, Oaxaca, 17 de febrero de 2015, (Círculo Digital).- Después de vencerse el plazo para que los policías estatales de Oaxaca entregaran las instalaciones que tienen tomadas desde hace más de dos semanas, el gobierno estatal de Gabino Cué dio de baja de manera definitiva a cerca de 300 elementos.

Hasta las 14:00 horas de hoy se presentaron al pase de lista 134 policías, de los 600 involucrados, en el estadio de fútbol Benito Juárez, para firmar la carta de lealtad y de reinserción, donde prometen no volver a insubordinarse.

El vocero de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, Guillermo Ramírez, confirmó que quienes no acudieron fueron dados de baja de forma definitiva.

Los policías que mantienen tomado el cuartel de policía en Santa María Coyotepec se declararon en huelga de hambre y 10 elementos se amarraron a postes de luz con pancartas en las que exigen el pago de su sueldo, con la leyenda “no a la represión”.

 

 

No al chantaje: gobierno estatal

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué aseguró que su gobierno no caerá en chantajes ni presiones de los policías paristas y no descartó que se realice un operativo para recuperar las instalaciones tomadas.

“No descartaría un operativo para tomar el cuartel, pero estamos negociando. No caeremos en presiones ni chantajes del grupo de policías jóvenes que está frente a este paro”, dijo el gobernador en entrevista con Joaquín López Dóriga, para Grupo Fórmula. Aclaró que la negociación no es en términos de salario.

“La mayoría de los policías que están en paro no pasaron el control de confianza y temen perder su trabajo. No tengo la menor duda de que muchos policías que siguen en paro están presionados por la mesa directiva (de la CNTE)”, declaró.

Miguel Ángel Muñoz Navarro, vocero del Ejecutivo estatal, expuso que el pago de quincena más no sanciones, es igual a impunidad, y el gobernador Gabino Cué no puede atender a la presión de un grupo minoritario.

“El gobernador ha respondido a quienes cumplen con su responsabilidad, hay policías que están trabajando”, dijo.

El vocero mencionó que una vez iniciado el procedimiento de sanción, que derivará en la rescisión de contratos, los elementos serán civiles que pueden ser arrestados y procesados por los delitos en que están incurriendo.

 

 

Derechos humanos: deben regresar a trabajar   

Por su parte, el presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert, anunció su renuncia como mediador del conflicto entre policías y los gobiernos estatal y federal, al considerar que los uniformados en paro deben regresar a trabajar, con apego a la ley.

Agregó que en los próximos días dará a conocer una recomendación y un informe especial acerca de lo sucedido desde hace 17 días, cuando los policías estatales tomaron el cuartel de Santa María Coyotepec. (Con información de El Universal y Milenio)

You may also like