Posible fallo judicial podría exonerar a Gordillo y Garnier

México, DF, 24 de febrero 2015 (Círculo Digital).- El amparo que una juez federal le otorgó al empresario Gastón Azcárraga, acusado de lavado de dinero, marcó un precedente jurídico importante en México, el cual se podrá utilizar como alegato de defensa para todas las personas que sean procesadas por dicho delito y que no pertenezcan a grupos de delincuencia organizada, como son los casos de Elba Esther Gordillo, Andrés Garnier e incluso los familiares del ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Romero.

En el expediente judicial 187/2014, emitido por el Poder Judicial de la Federación, hace constatar que la juez séptimo de distrito de amparo, Martha Gabriela Sánchez Alonso, realizó un estudio del delito de lavado de dinero, con interpretaciones jurídicas novedosas, que se contrapone a la interpretación que han hecho funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto, entre ellos su consejero jurídico, Humberto Castillejos; el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, y el director de la Unidad de Inteligencia Financiera, Alberto Bazbaz Sacal.

La juez Sánchez Alonso, al conceder el amparo a Azcárraga, sostuvo que la naturaleza y espíritu del tipo penal de operaciones con recursos de procedencia ilícito (delito que se conoce como lavado de dinero) debe estar directamente relacionado con conductas criminales desplegadas por bandas de la delincuencia organizada, las cuales se dedican fundamentalmente al narcotráfico o al secuestro.

Se estima que existe una inexacta aplicación de la ley en perjuicio de (Gastón Azcárraga), ya que, al estimar el juez que lo procesa, que se configura el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, y que el origen ilícito de los recursos derivan de la probable comisión del delito de fraude, esto equivaldría a crear un nuevo tipo penal, distinto al contemplado por el legislador, dados los antecedentes advertidos de la exposición de motivos que creó el delito por el que se libró orden de aprehensión, ya que dicho tipo penal se creó ante las conductas de delincuencia organizada y narcotráfico, sostuvo la juez al conceder el amparo.

Cabe señalar, que Gastón Azcárraga, ex presidente del consejo de administración de Mexicana de Aviación, enfrenta una orden de aprehensión por el presunto lavado de 198 millones de pesos, por lo que la juez Sánchez Alonso, dejó claro que en todo caso la Procuraduría General de la República (PGR), debió acusar a Azcárraga de un presunto fraude, pero no de lavado de dinero, con la salvedad de que el timo que pudiera imputarle la autoridad al empresario ya estaría prescrito, es decir, que no se podría llevarlo a prisión.

En caso de que se confirme en segunda instancia la postura de la juez Sánchez, el caso podría llegar a convertirse en jurisprudencia, lo que complicaría los casos de lavado de dinero que tiene abiertos la PGR contra empresarios y políticos. (Con información de la Jornada)

CA