Prestanombres y empresas “fantasma” sirvieron a los Murat para adquisición de bienes en EU: NYT

México, D.F., 11 de febrero de 2015 (Círculo Digital).- A través de empresas “fantasma” y prestanombres, la familia Murat ha comprado al menos seis propiedades en Estados Unidos a lo largo de su carrera política, reveló el periódico estadunidense The New York Times (NYT).

En la cuarta parte del reportaje “Las torres de la secrecía“, de Louise Story y Stephanie Saul, publicado en su página de internet la noche de ayer, NYT aseguró que el titular del Infonavit, Alejandro Murat, y miembros de su familia “empezando por su padre, José Murat Casab, exgobernador de Oaxaca, han comprado al menos seis propiedades en Estados Unidos, incluyendo dos condominios cerca de un centro de ski en Utah, otro al sur de Texas y al menos uno en Manhattan (Nueva York), de acuerdo con documentos y entrevistas”.

“En 1984, el señor Murat y su hermano Karim compraron un condominio en la Isla del Padre al sur de Texas, un popular destino turístico, de acuerdo con registros públicos de propiedades… Después de comprar la casa en La Isla del Padre, los hermanos Murat compraron una casa cerca, en Brownsville. En ambos lugares dieron su apellido materno'”.

The NYT refirió que Murat alternó en sus propiedades el uso de su apellido materno “Casab” por “Casas”.

En los años 90, Karim y su madre, Juana, empezaron a comprar propiedades en el estado de Michigan, donde ella tenía familiares.

“Ellos tienen cuatro propiedades, una casa modesta en los suburbios, un condominio, un terreno y una propiedad comercial”, refiere el reportaje.

NYT aseguró que cuando el mandato de José Murat estaba terminando en 2004, sus hijos compraron los condominios en Park City, Utah, “donde la familia gusta de esquiar y pusieron sus nombres en las escrituras”.

Ahora los Murat tienen dos condominios en Nueva York, uno ubicado en la calle 55 y otro en Time Warner Center.

El condominio utilizado por los Murat en el Time Warner Center, con vista a Central Park, está a nombre de una compañía “fantasma” llamada Nivea Management, registrada en las British Virgin Islands.

“El condominio comprado por 1.76 millones de dólares fue uno de dos vendidos juntos el 12 de enero de 2004. El otro costó 3.68 millones de dólares”.

El reportaje también detalló que la esposa de Alejandro Murat, Ivette Morán, compró una propiedad de 1.18 millones de dólares, de la calle West 55, utilizando su apellido materno. El departamento contiguo es propiedad de Melissa F. Alcántara, hija de la novia de José Murat.

“En 2011, mientras su esposo trabajaba para el Estado de México, Morán transfirió la propiedad, sin costo, a la compañía Himo Ltd. La transferencia fue manejada por Zampino, el abogado que también fundó la compañía ‘fantasma’ que es dueña del apartamento de Time Warner utilizado por la familia Murat. Sin embargo, Zampino dijo al NYT que nunca trabajó para la familia”.

Alejandro Murat había declarado que el condominio de la calle 55 era de su tío, José Hinojosa, cuyo nombre aparece en una hipoteca temporal, pero Ivette Morán Rodríguez aparece como la prestataria.

Murat hijo también declaró que el condominio de Florida pertenece a su suegra, pero cuando el condominio fue transferido a un fideicomiso, a finales de 2013, su esposa aparecía como la administradora. Existen dos hipotecas del condominio, una firmada por Alejandro Murat y su esposa, y la otra solamente por su esposa.

Registros públicos en Florida evidenciaron la transferencia de un condominio de $750 mil dólares en Boca Ratón, que fue comprado por la esposa de Alejandro Murat a una compañía llamada IMRO 2013 Trust.

A finales de 2014, un día después de que el NYT contactara a la familia para pedir otra entrevista para el reportaje, los cuatro hijos de José Murat transfirieron sus propiedades de Utah a las compañías XILA Company y LOMA AEAI, con sede en Florida. “Ambas son propiedad de la esposa de Alejandro Murat”.

En días pasados, José Murat había declarado a NYT que las únicas propiedades de su familia inmediata eran los dos departamentos de Park City, Utah, que fueron comprados en 2004 –uno por sus dos hijos y el otro por sus dos hijas- por un total de 690 mil dólares.

En declaraciones anteriores, casi al término de su periodo como gobernador, José Murat dijo que “Llegué al gobierno del estado con mi esposa, Lupita, y mis cuatro hijos, y me voy como llegué, con los mismos pantalones y los mismos zapatos, con la misma camisa y con el mismo auto”.

En sus últimas declaraciones al respecto de este caso, Murat Casab aseguró que “personalmente no tengo propiedades directa, ni indirectamente, en Estados Unidos”. (Con información de El Financiero, Milenio y The New York Times)

 

Para más información, visite el enlace del NYT: