Propone Monreal becas especiales para hijos de militares en retiro

La iniciativa que ya se revisa por las Comisiones de la Defensa Nacional y de Estudios Legislativos Segunda, pretende reformar y adicionar la fracción III del artículo 138 bis de la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas que tiene como propósito subsanar la imprevisión de la norma sobre la participación de las hijas e hijos de los militares en situación de retiro, respecto a las becas especiales.


Ciudad de México, 25 julio 2021 (REDACCIÓN / CDMX MAGACÍN).- Con la intención de incrementar las prestaciones de las Fuerzas Armadas, el senador, Ricardo Monreal presentó una iniciativa ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión en la que propone becas especiales para descendientes de militares en retiro.

La iniciativa que ya se revisa por las Comisiones de la Defensa Nacional y de Estudios Legislativos Segunda, pretende reformar y adicionar la fracción III del artículo 138 bis de la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas que tiene como propósito subsanar la imprevisión de la norma sobre la participación de las hijas e hijos de los militares en situación de retiro, respecto a las becas especiales.

En junio de 2012, la legislación fue reformada para adicionar el artículo 138 Bis, que dio rango de ley al programa de becas que contempla tres modalidades; manutención, escolares y especiales, que se entregarán siempre y cuando el efectivo se encuentre activo, lo que deja fuera a los retirados, fallecidos, desaparecidos o incapacitados.

No obstante, la legislación provoca que los derechos de las personas con discapacidad sean vulnerados, ya que promueve la desigualdad de oportunidades y de trato, en perjuicio del derecho a la educación, necesaria para la inclusión social y económica, así como para su plena participación en la sociedad.

“Por lo anterior, se propone reformar el primer párrafo de la fracción III del artículo 138 Bis, con el propósito de hacer las siguientes adecuaciones: Se incorpora la expresión “hijas” por razones de lenguaje incluyente, se elimina la expresión “padezcan un grado de discapacidad”, pues los nuevos modelos de aproximación a esta última reiteran que no se trata de un padecimiento o una enfermedad”, mencionó.

También se plantea adicionar un segundo párrafo para establecer que quienes recibieron beca especial mientras sus padres estuvieron en servicio activo, podrán participar en las convocatorias subsecuentes.

“Con lo anterior también se busca erradicar cualquier trato diferenciado entre militares en servicio activo y en situación de retiro que obstaculice el derecho al acceso a la educación en igualdad de condiciones de las y los hijos de estos, dando cabida a una educación inclusiva que favorezca el bienestar de las personas con discapacidad, el acceso a una vida digna, así como a lograr el libre y pleno desarrollo de su proyecto de vida, garantizando que este sector de la población pueda continuar recibiendo una beca especial para su educación”, sostuvo.

Actualmente la beca especial está destinada para las hijas y los hijos del personal militar en el activo, con discapacidad física, mental, intelectual o sensorial, transitoria o permanente, y tiene por objeto cubrir el 100 por ciento del costo de la inscripción, colegiatura y demás gastos obligatorios inherentes de una institución de educación inclusiva, o de preferencia en algún plantel del sistema educativo nacional, en todos sus niveles.