¿Quién gana qué, y pierde qué, el 5 de junio?

Tras la puerta del poder

*Roberto Vizcaíno

 

– A 41 días del 5 de junio el PRI aventaja en 8 de 12 estados

– Los grandes perdedores sin duda serían Javier Duarte y Roberto Borge

– Morena desplaza claramente al PRD en casi todos los estados

Si nos atenemos a los sondeos de opinión, porque no tenemos más elementos de medición a la mano para hacer proyecciones electorales, prácticamente todos estos ejercicios advierten que el PRI ganará en 8 de los 12 estados, PAN y PRD en alianza en 2 y solos lograrán uno cada uno.

Como suele decirse en las encuestas, “si la elección fuese hoy”, el tricolor liderado por el sonorense Manlio Fabio Beltrones retendría Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo,  Tamaulipas y Zacatecas y recuperaría Oaxaca y Sinaloa y perdería Quintana Roo, Tlaxcala y el emblemático Veracruz.

La alianza PAN-PRD se quedarían con Veracruz –bueno, quien realmente se apoderaría de ese estado es el muy cuestionado Miguel Ángel Yunes Linares- y Quintana Roo; el blanquiazul retendría Puebla y el PRD tendría gobernador por segunda ocasión en Tlaxcala.

Las encuestas apuntan sin embargo a que en cualquier momento las cosas pueden cambiar en Aguascalientes, Durango, Tamaulipas y Zacatecas, donde hay un empate virtual entre los candidatos del PRI y los de PAN y Morena, respectivamente.

Por lo demás, los sondeos advierten lo que todo mundo sabía, que estos comicios serían muy competidos simple y llanamente porque en México y en el resto del mundo la caída de los partidos es dramática a causa del rechazo creciente de los ciudadanos, y porque existen nuevos perfiles de votantes debido a la influencia de las redes sociales, entre otros elementos.

Los resultados de estas mediciones a un mes y días de los comicios, nos dicen que existe una natural recomposición de fuerzas en la que no es nada sobresaliente la casi desaparición del PRD frente al resurgimiento de Andrés Manuel López Obrador y su Morena.

Aquí podríamos apuntar que en este desplazamiento de uno por el otro, no hay sorpresas, pues si recuperamos los resultados electorales de las últimas 3 elecciones, podríamos decir que Morena sólo ha sustituido a su padre político, el PRD, como muchos lo habíamos previsto. Y sin embargo en los fríos números y porcentajes no se ve un crecimiento extra del partido de Andrés Manuel López Obrador. AMLO y Morena siguen girando sobre los mismos porcentajes que tenían dentro del PRD.

Pero veamos cada caso:

En Aguascalientes los porcentajes advierten que existe un empate técnico entre la candidata del PRI-PVEM-Panal-PT Lorena Cuellar quien le atribuyen el 35.5 por ciento de la intención de voto en tanto que al candidato del PAN, Martín Orozco le asignan 33.5 por ciento. Con una diferencia de apenas 2 puntos, eso puede cambiar en cualquier momento y augura por ello un cierre espectacular no exento de intercepciones telefónicas o algunas otras argucias de desprestigio entre unos y otros.

En este proceso contará sin duda la pésima imagen que deja el gobernador saliente el priísta Carlos Lozano de la Torre, un sujeto gris, incapaz, prepotente y rijoso.

En Chihuahua los sondeos dan una ventaja clara al candidato del PRI.PVEM-Panal Enrique Serrano a quien le conceden 28.3 por ciento en la intención de voto frente al panista Javier Corral, quién obtiene 21.9 por ciento y al independiente, el empresario José Luis Barraza quien lograría 20.9 por ciento de los sufragios.

En este proceso habría que recordar que el mandatario saliente, el priísta César Duarte carga con un fuerte desprestigio debido a que deja un enorme endeudamiento de 45 mil millones de pesos sin respaldarla con ninguna obra que lo amerite, y por la inexplicable compra del 15 por ciento de acciones del Banco Progreso de Chihuahua, hecha en marzo de 2014 con un desembolso de 65 millones de pesos.

Corral ha dicho que convocará a Barraza unas semanas antes del día de la elección, a que uno de los 2 decline en favor de quien tenga más intención de voto. Si logran unirse, el priísta Serrano podría resultar derrotado y Chihuahua pasar a ser de la oposición.

En Durango las encuestas podrían estar presagiando la segunda derrota del panista José Rosas Aispuru, a quien los sondeos dan 33.8 por ciento de intención de voto frente a un 37.2 por ciento del priísta Esteban Villegas. En el resultado final contará sin duda la fractura del priísmo local debido a muchos tricolores veían a la senadora Leticia Herrera como la candidata natural a gobernar el estado.

En Hidalgo todo corre por el carril del PRI ya que su candidato, Omar Fayad tiene 38.5 por ciento de intención de voto, mientras que el cantante Francisco Javier Berganza, candidato del PAN sólo alcanza 13.6 por ciento y el perredista José Guadarrama apenas suma 9.3 por ciento. Aquí la sorpresa es Salvador Torres, de Morena, quien llega al 10.2 por ciento.

En Oaxaca la fluctuación de la intención del voto, presenta a candidatos débiles. Es así que el candidato del PRI-PVEM Alejandro Murat logra apenas 21.3 por ciento mientras que el del PRD-PAN José Antonio Estefan llega a 15.3 por ciento y Salomón Jara, de Morena suma 17 por ciento.

En Puebla, donde todos se quejan de la intervención del gobernador saliente el panista Rafael Moreno Valle, la ventaja la lleva el candidato blanquiazul Antonio Gali Fayad con 30.9 por ciento mientras que la priísta Blanca Alcalá le sigue con 21.1 por ciento y en tercer lugar anda Abraham Quiroz de Morena con 20 por ciento. La expanista y ahora candidata independiente Ana Teresa Aranda suma 8.5 por ciento.

En Quintana Roo se perfila una de las derrotas más estrepitosas del PRI al sumar el candidato del PAN-PRD Carlos Joaquín un total de 33 por ciento de intención de voto frente al 27.5 por ciento del candidato del PRI-PVEM Mauricio Góngora. Este desastre electoral para el tricolor se le cargará sin duda al gobernador saliente Roberto Borge, quien provocó la renuncia de Carlos Joaquín al PRI y su designación por PAN-PRD.

En Sinaloa en cambio se plantea el regreso del PRI con su candidato Quirino Ordáz a quien le dan 22.4 por ciento de intención del voto en tanto que a Héctor Cuén de la alianza Movimiento Ciudadano Pas le atribuyen 19.9 por ciento y el panista Martín Heredia queda en un lejano tercer lugar con 13.2 por ciento.

En Tamaulipas la ventaja corre en favor del priísta Baltazar Hinojosa con 30.8 por ciento mientras que el panista Francisco García Cabeza de Vaca suma los cercanos 27 por ciento con los que estaría cercano al empate técnico.

En Tlaxcala todo indica que el estado volverá al PRD con la candidata Lorena Cuellar quien en las encuestas logra el 24.9 por ciento de la intención del voto frente a la panista Adriana Dávila que le sigue con el 20.4 por ciento y el priísta Marco Antonio Mena con un 17.6 por ciento.

En Veracruz los pronósticos del voto del hartazgo frente a una pésima gestión del priísta Javier Duarte, indican que el expriísta Miguel Ángel Yunes Linares es puntero bajo las siglas de la alianza PAN-PRD con 27 por ciento de la intención del voto, mientras que su primo, el tricolor Héctor Yunes le sigue con 21 por ciento.

Cuitlahuac García, de Morena, se coloca en tercer sitio con un 18 por ciento.

En esta contienda la sorpresa la da Víctor Alejandro “Pipo” Vázquez, candidato del PES que a 41 días de la elección suma 11 por ciento de las preferencias, colocándose como el aspirante de este partido dentro de los 12comicios a gobernador, con mayor nivel de preferencias… y al alza.

Así, los sondeos indican que a 41 días del 5 de junio, el PRI difícilmente podrá dar un giro que le garantice retener Veracruz, el tercer estado con mayor número de votantes en el país.

Por último, en Zacatecas las encuestas señalan al priísta Alejandro Tello como el puntero en el proceso electoral con 25.8 por ciento de preferencias electorales en tanto que David Monreal, repuesto por el Trife como candidato de Morena, lleva 22.1 por ciento frente al candidato de la alianza PAN-PR Rafael Flores que apenas alcanza el 14.4 por ciento.

En este competido caso la otra sorpresa la da otro candidato del PES, el cantante Marco Antonio Flores con un 7.5 por ciento.

Hay que recordar que este partido compite por primera vez en estas 12 elecciones a gobernador y su porcentaje de preferencias superan a las del PRD y PT en muchos de los casos para colocarse como la cuarta fuerza en esos estados.

Los que caen son los independientes. En este proceso no se ha repetido en ninguno de los 12 estados con elección a gobernador, el fenómeno de “El Bronco” en Nuevo León.

Algunos ven estos procesos como un plebiscito del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Quizá haya algo de razón. Pero la verdad innegable es que hay una clara reacción frente a los gobernadores salientes. Estos procesos son esencialmente locales. Y ahí sí, los reprobados desde hoy son Javier Duarte y Roberto Borge y los demás mandatarios salientes.

Por lo demás, de confirmarse las encuestas de hoy –las cuales en los casos de empate técnico pueden variar en cualquier momento- todo quedarían más a menos con los equilibrios políticos de los años recientes.

*Periodista

www.endirecto.com.mx                                                                                                        rvizcainoa@gmail.com                                                                                                                        @_RVizcaino                                                                                                                   www.facebook.com/rvizcainoa