Recuerdan a Camilo José Cela en el centenario de su nacimiento

CUIDAD DE MÉXICO, 10 de mayo, (RADIO NET / CÍRCULO DIGITAL).- Autor tremendista por excelencia y ganador del Premio Nobel de Literatura en 1989 tras haber dado nueva vida a las letras ibéricas contemporáneas, Camilo José Cela será recordado en el centenario de su nacimiento, ocurrido el 11 de mayo de 1916, con un homenaje en España.

Con un programa de actividades culturales, la Fundación Charo y Camilo José Cela celebra a partir de mañana la multitud de facetas en las que destacó el escritor español a través de exposiciones, ciclos de cine, actos escénicos y la reedición de sus libros “La Colmena”, “Madrid” y “Barcelona”.

Camilo José Cela Trulock nació el 11 de mayo de 1916 en la población gallega de Iria Flavia, de acuerdo con la biografía publicada por el Instituto Cervantes en su página web.

En 1934 ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, pero pronto la abandonó para asistir como oyente a la Facultad de Filosofía y Letras, donde el poeta Pedro Salinas daba clase de literatura contemporánea.

El mismo autor afirmó alguna vez que éste se convirtió en su maestro y mentor porque encauzó a un joven Camilo a perseguir su vocación literaria.

Al estallar la Guerra Civil de España, en la que luchó en el frente nacional, terminó su primer libro de poemas “Pisando la dudosa luz del día”.

En 1942 apareció el primer hito en su carrera literaria, “La familia de Pascual Duarte” que según críticos, es uno de los títulos más vendidos, censurados y, posiblemente, el más traducido de la novelística española del siglo XX.

Con este título, el escritor inauguró un nuevo estilo de narrativa denominado como “tremendismo”, fundando sobre una filosofía pesimista del mundo, de la existencia humana, con tintes deterministas y fatalistas que enfatizaba temáticas de violencia y agresividad, de acuerdo con el sitio electrónico de la Enciclopedia Británica.

De hecho, estudiosos consideran que en la mayoría de la novelas de Cela se vislumbran elementos que oscurecen la vida y el hombre en las que describió un mundo lleno de violencia y decadencia, regido por los instintos primitivos y las cualidades más bajas.

El desencanto de la posguerra no solo nubló la visión que el autor tenía de la vida, también incitó a la creación de formas estéticas que reflejaban su inconformidad aún con más fuerza.

Con “La Colmena” (1951), el novelista innovó un estilo narrativo de larga tradición en las letras ibéricas, proponiendo un nuevo realismo no lineal y fragmentado, “encrucijada estilística y testimonial de las penurias de posguerra”, a decir de Javier Villán al referirse a Cela en el diario español “El Mundo”.

En l957, la Real Academia Española acogió a Camilo José Cela en el sillón Q, años después, desde su puesto como Senador Real, fungió como revisor lingüístico del texto constitucional de España.

Los reconocimientos le llegaron en la década de los ochenta para coronar una consagrada y respetada carrera literaria en España y el mundo. El primero fue el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1987, seguido del Nobel de Literatura en 1989, y el Miguel de Cervantes en 1995.

En su momento, el motivo para otorgarle el máximo reconocimiento internacional a las letras versó de la siguiente manera: “Por su prosa rica e intensa, que, con refrenada compasión, configura una visión provocadora del desamparo del ser humano”.

De su prolífica trayectoria como escritor sobresalen 10 novelas, seis historias cortas, una colección de 10 obras, entre cuentos, sketches y fábulas, seis diarios de viajes, 11 artículos periodísticos, dos obras de teatro, un trabajo lexicográfico y dos empresas editoriales, Papales de Son Armadans y Alfaguara, según datos del sitio www.nobelprize.org

En 1996, el día de su octogésimo cumpleaños, el Rey don Juan Carlos I le concedió el título de Marqués de Iria Flavia, el lema que Cela adoptó para el escudo de marquesado fue “El que resiste, gana”. El escritor falleció en Madrid el 17 de enero de 2002.