Rey de Jordania promete venganza contra el Estado Islámico

Ammán, Jordania, 5 de febrero de 2015 (Círculo Digital).- Tras el asesinato de un piloto de las Fuerzas Aéreas jordanas a manos del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), el rey Abdullah II de Jordania anunció una “guerra sin piedad” contra los extremistas.

“Esta organización terrorista no sólo nos combate a nosotros, sino al verdadero Islam en su conjunto y a sus valores”, citó la agencia estatal Petra al monarca.

El rey hachemita reaccionó a la brutal ejecución del piloto Muath al-Kasasbeh que fue quemado vivo según un video de los yihadistas difundido la víspera.

“Libramos esta guerra para proteger nuestra fe, nuestros valores y nuestros principios humanos. Y nuestra guerra será sin piedad, buscaremos a esta pandilla de criminales y los atacaremos en sus propias casas”, aseveró el monarca.

La sangre del mártir Muath al-Kasasbeh no será en vano y la respuesta de Jordania y de su ejército contra el acto criminal y cobarde contra nuestro hijo será dura”, agregó.

Por su parte, Al Azhar, una de las instituciones del islam sunita más prestigiosas, llamó  ayer a “matar, crucificar y amputar manos y pies” a los “terroristas” del ISIS, tras la ejecución de un piloto jordano quemado vivo por este grupo yihadista.

El gran imán de Al Azhar, jeque Ahmed al Tayeb, “condenó con dureza (…) este acto terrorista cobarde, que necesita el castigo previsto en el Corán para estos agresores corruptos que combaten a Dios y a su profeta: la muerte, la crucifixión o la amputación de manos y pies”, según el comunicado de Al Azhar publicado el martes por la noche.

Solamente horas después de la difusión del video, Jordania ejecutó a dos terroristas condenados a muerte, la iraquí Sajida al-Rishawi y el miembro de Al-Qaeda, Ziad Karbuli, de acuerdo con la agencia de noticias Petra.

AMNISTÍA INTERNACIONAL ADVIERTE

Amnistía Internacional (AI) advirtió hoy a Jordania que la pena de muerte no debe ser utilizada como herramienta de venganza, luego que este miércoles fueran ejecutados dos reos iraquíes en represalia por el asesinato de un piloto jordano.

En un comunicado, AI condenó al “atroz” asesinato del piloto jordano Muath al-Kasasbeh, quemado vivo por el grupo yihadista Estado Islámico, y reconoció que “las autoridades jordanas tienen toda la razón para estar horrorizadas por este crimen totalmente reprobable”.

Sin embargo, el organismo promotor de los derechos humanos aclaró que “la respuesta nunca debe ser recurrir a la pena de muerte, que en sí es el castigo más extremo, cruel, inhumano y degradante”.

“Las tácticas del EI no deben servir para alimentar un ciclo sangriento de ejecuciones de represalia”, declaró Philip Luther, director de AI para Oriente Medio y el Norte de África.

El directivo calificó el asesinato de al-Kasasbeh como “abominable”, y dijo que se trata claramente de “un crimen de guerra y un ataque frontal contra los principios más básicos de la humanidad”.

“El asesinato de al-Kasasbeh mientras estaba atrapado en una jaula, de una manera tan brutal y orquestada, muestra el salvajismo del que un grupo como el Estado Islámico es capaz”, añadió.

El asesinato del piloto jordano fue difundido el martes en un video, luego de lo cual el gobierno de Jordania aplicó la pena de muerte a los prisioneros iraquíes Sajida al-Rishawi y Ziad al-Karbouli.

Milicianos del Estado Islámico tomaron como rehén al piloto en diciembre pasado y, como rescate, habían exigido la libertad de la iraquí al-Rishawi, implicada en un frustrado atentado suicida en Jordania. (Agencias)