Riesgo de que grito homofóbico deje a súper Ratones Verdes sin Mundial

+Advertencia a la afición de Federación Mexicana de Futbol

+“¡Eh puto!”, es nuestro mayor rival, reconoce

+Se ciñe la sombra de los cachirules sobre el balompié nacional

+“La selección que vimos no es la esperada”, reconoce el ex directivo Rafael Lebrija

 

Ciudad de México, 08 Junio (CDMX MAGACÍN/JESÚS YAÑEZ).- Se ciñe la sombra de los cachirules sobre el balompié nacional. Tras la derrota del tricolor ante Estados Unidos en la final del torneo denominado Nations League, la Federación Mexicana de Futbol reprobó enérgicamente los actos de discriminación y violencia de la afición mexicana.

Y alertó que el grito discriminatorio, “¡eh puto!”, es nuestro mayor rival y advirtió que el daño puede dejar al Tri fuera del Mundial de Qatar 2022, debido al riesgo de una sanción administrativa.

Similar a lo que ocurrió en el premundial Sub-20 de Guatemala, en 1988, cuando el tricolor participó con jugadores que rebasaban la edad límite, rumbo al mundial de la especialidad de 1989. Tras la denuncia e investigación correspondiente, FIFA determinó sancionar a los representativos del futbol nacional durante dos años. Por lo que no jugó la eliminatoria rumbo a Italia 1990.

El partido, disputado el domingo en Denver, fue suspendido unos minutos tras retumbar el grito en las gradas. En un mensaje en Twitter, la FMF agradeció el soporte incondicional de la afición, “y hoy, tristemente debido a la conducta de algunos, está siendo señalada por actos de discriminación y violencia”.

Tras los hechos ocurridos en el pasado partido del MexTour en Dallas y los juegos correspondientes a Nations League de la Concacaf, la FMF exhortó a los aficionados a “evitar el grito discriminatorio (…), así como otros actos de violencia desde la tribuna hacia el terreno de juego”.

Agregó el tuit que esas actitudes no representan al público que por años ha sido reconocido como el mejor del mundo.

Por otra parte, el ex federativo Rafael Lebrija criticó el desempeño del Tri ante su acérrimo rival de la zona.

“Estados Unidos está trabajando, está en proceso de recambio, con varios jóvenes en su selección. Mientras acá todavía se recurre a jugadores que viven sus últimas presentaciones, como Andrés Guardado. Y no lo critico porque haya fallado el penal, que para mí no era porque fue una mano involuntaria del defensor”.

El equipo de las barras y las estrellas, comparó, tiene una camada interesante que juega en los mejores equipos de Europa, “(Christian) Pulisic, campeón de la Champions League con el Chelsea, otros como (Weston) McKennie, en la Juventus… en fin, ellos con su poderío económico los forjan desde las universidades y nosotros nos quedamos atrás”.

Pidió a los directivos que se apliquen en las fuerzas básicas, “porque sólo se preocupan por acallar el grito homofóbico. Es lo único de lo que hablan y no reparan que en la liga mexicana hay mucho extranjero. Es una burla que hayan bajado de 11 a 10 el número de foráneos por equipo, como si diez no fueran también demasiados”.

Y criticó:

“No se le da la oportunidad al talento mexicano, ¿qué está pasando con la Liga de Expansión?, dijeron que iba a ser el semillero, el gran forjador… Muchas cosas se están manejando mal; no hay competencia importante, estamos sin Copa América, sin Libertadores, no hay ascenso ni descenso”.

Una “solución”, sugirió, “sería hacer un solo torneo con liguilla, abrir espacios en el calendario y poder competir en Sudamérica, tener juegos internacionales que exijan y nos hagan crecer”.

Porque, remató, “el Tri que vimos el domingo no es el que esperamos”.