Rodrigo Vallejo, inocente paloma

JUAN MANUEL MAGAÑA Periodista... Ex jefe de redacción en el extinto diario El Día y en el concepto multimedia Detrás de la Noticia... Ex jefe de información del extinto diario El Nacional y los noticiarios Hoy por Hoy, en W Radio; Contraportada, en Radio Fórmula, y Primero Noticias, en Televisión... Actitud: pensar como reportero, actuar como reportero, vivir como reportero... Website: www.mensajepolitico.com E-mail: maganapalace@yahoo.com.mx

Percepción política

Si por algo debiera Servando Gómez La Tuta sentirse devaluado, más que por estar en prisión, es porque un video con él ya ni siquiera sirve para retener al hijo de Fausto Vallejo en la cárcel y ni siquiera para evidenciar que lo que había allá en Michoacán era una narcogubernatura priista.

La liberación del cachorro lo hace ver como un capo de poca monta.

Pero sobre todo quiere decir que puede más la prestidigitación priista para hacernos creer que no es lo que parece que lo que el video revela: la mesa al aire libre, las cheves y la desparpajada conversación que La Tuta y el junior sostienen en algún lugar de la sierra michoacana, en tiempos en que el capo había apoyado la campaña de Fausto Vallejo, el padre, y sostenía firmemente de interino a Jesús Reyna.

Porque la verdad priista es irrefutable, como la de Everardo Moreno, abogado de Rodrigo Vallejo, quien ora dice que no hay indicios ni evidencias de que el hijo del ex gobernador de Michoacán haya obtenido ventaja o beneficio alguno por entrevistarse con el líder de Los caballeros templarios, y por consiguiente no regresará a prisión.

Ese abogado ha de pensar que nos va a hace creer que La Tuta y Rodrigo nomás se reunieron a jugar canicas, al cabo que la persuasión priista en estos tiempos todo lo puede.

Y es que Everardo Moreno ya tiene callo como mago, pues es el mismo que ayudara en el 2005 a Roberto Madrazo Pintado a mantener la ficción de que en el PRI hay competencia democrática a la hora de postular candidato a la presidencia de este país.

Luego del tongo, fue el mismo que tras conocer los resultados de “la elección” dijera todo transfigurado: ”Voy a ir a felicitar y a darle un abrazo a Roberto Madrazo; él es el candidato del PRI a la Presidencia de la República, y él será el próximo presidente de México”. Que viva y reviva la democracia.

El caso es que Rodrigo Vallejo enfrenta acusaciones de la Procuraduría General de la República por el delito de encubrimiento, un delito que de todos modos, a la postre, le va a salir barato porque es un delito light. Pero el litigante ahora canta muy orondo su triunfo al advertir que Vallejo Mora obtuvo su libertad bajo caución el pasado fin de semana, porque el Ministerio Público no aportó pruebas de su presunta peligrosidad.

Everardo Moreno recordó que “el MP dijo que consideraba peligroso al señor Vallejo en la calle sin ningún fundamento y el juez toma esas palabras y le niega la libertad caucional a la que tenía derecho”. Pero la semana pasada el octavo tribunal colegiado en materia penal en el DF concedió un amparo que dejó sin efecto el auto de formal prisión en su contra, aunque no le concede todavía la libertad plena.

Verdad de priista: “Lo que sucedió aquél día (del video con el capo) es que el joven Vallejo salió de una comida allá en Morelia, cuando llegaron personas de La Tuta y se lo llevaron. Y lo que vimos de esa conversación no se crea que fue un encuentro buscado, concertado o deseado”.

Nooo.

Lo que hay que creer ahora es que a Rodrigo Vallejo por fin se le empieza a hacer justicia contra todos aquellos que sospecharon o pensaron mal de él.

¿Ahora qué sigue? Que la PGR, la de Arely Gómez, cubrió ya las formas y apeló la libertad bajo caución a favor de Rodrigo Vallejo. Entre priistas te veas, ¿alguien la ve aportando pruebas para que el junior vuelva a la cárcel a terminar de enfrentar su proceso? Se vería muy mal que en plena elección michoacana el PRI tuviera a uno de los suyos en la cárcel. Ni que fuera José Luis Abarca.