SCT otorga contrato millonario a familiares de empresa sancionada

Ciudad de México, 17 de abril 2015 (Círculo Digital).- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) otorgó un contrato millonario a Epccor, propiedad de los hijos del empresario Juan Diego Gutiérrez Cortina, que controla una firma que está en la lista de negocios sancionados por el Gobierno Federal, tras haber incumplido en dos proyectos, incluyendo una obra en la misma autopista.

Epccor, en sociedad con una empresa española llamada Construcciones Aldesem, ganó el contrato por mil 45 millones de pesos (75 millones de dólares a finales de noviembre) para ampliar un libramiento de 14.5 kilómetros en Cuernavaca, en la carretera México-Acapulco, al presentar la oferta más baja elegible.

En una investigación de Reuters, señaló que en este año encontró que la empresa de Gutiérrez Cortina, Gutsa Infraestructura, figura entre docenas de compañías que han ganado contratos con la petrolera estatal Pemex, incluso después de haber sido inhabilitadas por la Secretaria de la Función Pública (SFP).

Epccor ha compartido una dirección de oficina y un representante legal con Gutsa, de acuerdo con documentos revisados por Reuters. Seis empleados de Epccor en el sitio Web LinkedIn catalogan a Gutsa como su empleador anterior.

Si bien no existen accionistas directamente en común entre Epccor y Gutsa, Reuters no pudo comprobar inmediatamente si ambas empresas tienen accionistas en común indirectamente.

Gutsa y Epccor “son empresas totalmente ajenas”, dijo el vicepresidente corporativo Epccor, Adolfo Gómez, explicando que Gutsa es un importante constructor con una gran cantidad de empleados y que es natural que algunos se hayan unido a Epccor.

Los accionistas de Epccor, según un documento revisado por Reuters, son los hermanos José Miguel Gutiérrez Sainz, Juan Diego Gutiérrez Sainz e Ignacio Gutiérrez Sainz, así como dos compañías llamadas Corporativo Técnico Empresarial y Promo-Dinámica.

Los accionistas de Gutsa, según otro documento recibido por Reuters en una solicitud de información pública, incluyen a Juan Diego Gutiérrez Cortina, el padre de los tres, y dos compañías llamadas Administradora Gutsa y Gutsa Construcciones.

Para recordar, la ley mexicana prohíbe a las entidades gubernamentales que contraten a empresas que tienen directa o indirectamente accionistas -a través de otras entidades corporativas- en común con contratistas inhabilitados. (Con información de El Financiero)