Se reduce en una tercera parte población sin acceso a la salud: Meade

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de octubre, ( CÍRCULO DIGITAL ).–  Del año 2000 a la fecha se ha reducido hasta en una tercera parte el problema de personas sin acceso a los servicios de salud en México, lo que aún no es satisfactorio y por ello el gran reto en la materia es alcanzar un servicio universal de salud pleno, afirmó el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), José Antonio Meade Kuribreña.

Entrevistado luego de su participación en el foro “Más y Mejor Salud México 2030”, organizado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y la Fundación Mexicana para la Salud, el funcionario aseguró que no basta con garantizar la afiliación a instituciones, sino que los ciudadanos ejerzan ese derecho.

Comentó que la pobreza extrema en México afecta a 11.4 millones de mexicanos que presentan dos condiciones: un ingreso por debajo de la línea de bienestar mínimo que hoy se ubica en mil 284 pesos mensuales, pero que además están afligidos por tres o más carencias.

“Lo que quiere decir lo anterior es que de un grupo de seis garantías que podrían ejercer a plenitud este conjunto de la población, no puede ejercer tres o más de ellas. Sea alimentación, salud, educación seguridad social, vivienda o servicios en la vivienda”, refirió.

Dijo que hoy 21.8 millones de personas no tienen acceso a los servicios de salud, con forme a las encuestas de organismos especializados, lo que implica un reto importante para el gobierno federal que se está enfrentando de manera transversal, con varias secretarías e instituciones coordinadas con los gobiernos de los estados.

“No sólo es importante generar el derecho, la afiliación, sino estar ciertos de que el mexicano afiliado a los programas e instituciones del sector salud esté en capacidad plena de ejercer ese derecho”, subrayó.

En este contexto, dijo que ello implica un reto, sí de afiliación, pero también de empoderamiento, para que sepa el mexicano que la afiliación le da derecho a un conjunto de posibilidades y a un espacio de atención que proteja y cuide su salud.

José Antonio Meade insistió en que se ha avanzado mucho, pues dijo que la realidad que afligía, por falta de salud, a 57.8 millones de mexicanos apenas en el año 2000, hoy se ha reducido a casi una tercera parte, pero indicó que el tramo que falta por avanzar es importante y habrán de abatirlo.

Indicó que los 21 millones de mexicanos que no tienen acceso a servicios de salud están en todos los estados, pero hay concentración en aquellos con mayor población, lo que permite enfoque y atención cercana, toda vez que se cuenta ya con una infraestructura que puede dar esa atención.

“Para que estemos satisfechos no es necesario sólo que en lo administrativo se genere la cobertura universal, cosa que ya se ha logrado en muchos estados del país, sino que cuando se encueste a los ciudadanos estén cocientes de que tiene el derecho”, insistió.

Destacó que para tales fines el presidente Enrique Peña Nieto ya comprometió no hacer ajustes presupuestales al sector salud y de seguir impulsando los proyectos para la cobertura universal única.