Se reúnen Senadores del PRD con asesor en Anticorrupción del Ministerio de Justicia del Reino Unido para conocer experiencia en aquel país

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de abril, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).–Senadores del Partido de la Revolución Democrática se reunieron con Roderick Macauley, asesor especializado en Anticorrupción del Ministerio de Justicia del Reino Unido, quien además lideró la redacción de las leyes de anticorrupción en su país.

El senador Miguel Barbosa Huerta, recordó que en 2015 en México se aprobó una reforma Constitucional en materia anticorrupción y hoy se está en la construcción del andamiaje legal para poner en marcha el Sistema Nacional Anticorrupción.

Dicho sistema, apuntó, será el ente encargado de la coordinación institucional que está formado por las dependencias y las autoridades que tienen a su cargo la prevención, la investigación,  la persecución y la sanción de los actos de corrupción.

En este contexto, el coordinador del grupo parlamentario del PRD aseguró que conocer la experiencia de Reino Unido en esta materia, permitirá ampliar el panorama para la construcción de leyes más acordes a lo planteado en la reforma constitucional.

Roderick Macauley señaló que Reino Unido quería desempeñar un papel importante en el consenso internacional contra la corrupción, por ello se enfocaron en la elaboración de la Ley Contra Sobornos, la cual aplica a todo tipo de sobornos: públicos o privados y a capital en el Reino Unido o fuera de él.

Destacó que el aporte más innovador de esta ley es la responsabilidad corporativa que está enfocada en desincentivar a las empresas a ofrecer sobornos a cambio de un negocio.

Macauley aseguró que si lo que se quiere es lidiar con la corrupción se requiere de gobiernos que cuenten con mecanismos que les permitan colaborar con el sector privado.

“No es posible para los gobiernos lidiar con este problema de manera eficaz a través de la autoridad del Estado únicamente, debe haber colaboración con el sector  privado”, subrayó.

Sin embargo, reconoció que la situación de México y reino Unidos es muy distinta; ya que allá se enfocaron en los negocios que van al extranjero a sobornar funcionarios en economías emergentes y en desarrollo.

“El problema en México no es que las compañías extranjeras vayan al extranjero a sobornar funcionarios, sino de compañías mexicanas que sobornan a funcionarios en México”, apuntó.

Por lo que recomendó implementar acciones para incentivar a las empresas a colaborar con el Gobierno en el combate a la corrupción, pero sin dejar a un lado las responsabilidades de los servidores públicos.

“Los pactos entre las empresas y el gobierno, deben enfocarse no sólo el sector privado, sino también en el sector público”, mencionó.

El senador Alejandro Encinas reconoció que en México el ataque a la corrupción se ha centrado en el ámbito público y evidentemente existen deficiencias en la parte de las empresas, por lo que cuestionó cuáles serían los mecanismos de control más apropiados para el control de éstas.

La senadora Angélica de la Peña y los senadores Armando Ríos Piter, Mario Delgado y Zoé Robledo plantearon preguntas muy puntuales respecto del sistema de recompensas para incentivar la denuncia, la participación de la sociedad en la construcción de leyes y sobre el control que debe tenerse a las empresas nacional e internacionales para prevenir los sobornos.

En la reunión también estuvieron presentes las senadoras Dolores Padierna Luna, Alejandra Roldán Benítez, Verónica González Rodríguez y Luz maría Beristain Navarrete.

Así como los senadores Adolfo Romero Lainas, Luis Humberto Fernández Fuentes, Fidel Demédicis Hidalgo, Isidro Pedraza Chávez, Félix Benjamín Hernández Ruiz, Raúl Morón Orozco, Luis Sánchez Jiménez y Rabindranath Salazar Solorio.