Según AMLO, no busca venganza con el caso Lozoya

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró este sábado que con el caso de Emilio Lozoya no busca venganza, sino justicia, y rechazó ser “verdugo” de nadie, porque no busca linchamientos.
El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró este sábado que con el caso de Emilio Lozoya no busca venganza, sino justicia, y rechazó ser “verdugo” de nadie, porque no busca linchamientos.

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de agosto, (CDMX MAGACÍN).—El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró este sábado que con el caso de Emilio Lozoya no busca venganza, sino justicia, y rechazó ser “verdugo” de nadie, porque no busca linchamientos.

López Obrador difundió un video en el que aparece con la denuncia de Emilio “L”, la cual consideró un “texto de lectura obligatoria” porque deja de manifiesto la corrupción que imperaba en las administraciones referidas. Advirtió que el exdirector de Pemex ha hablado “como nadie lo ha hecho en la historia del país”, con lo cual alrededor de 70 nombres de funcionarios han salido a relucir. Sin embargo, advirtió que todo tiene que comprobarse.

Refirió que confía en la labor de la Fiscalía General de la República (FGR) y de su titular, Alejandro Gertz Manero, para esclarecer este caso que servirá para “terminar con la peste de la corrupción”. Además, indicó, esto permitirá “establecer un sistema político con moralidad, ética y honestidad”.

El mandatario aseguró que pide tres cosas para abordar el proceso de este caso. La primera es que todos los mexicanos sepan cómo operaba el gobierno de corrupción, mediante “jugosos negocios”. La segunda, que se recupere lo más que se pueda de los recursos robados. Y la tercera que se castigue a los responsables.

Respecto del dinero que a partir de 2010 perdió Pemex con el contrato “leonino” firmado con la planta de etileno de Odebrecht, precisó que alrededor de 5 mil millones de pesos se han pagado a la empresa brasileña por el subsidio del 30 por ciento que se estipula por la venta de 66 mil barriles diarios gas etano.

También de otros 5 mil millones por concepto de transporte que asumió Pemex y otros 5 mil millones por las penalizaciones que se acumularon por la falta de entrega de este material. Situación que, además, derivó en el desabasto de las plantas petroquímicas de la empresa mexicana.

Concluyó que asciende a aproximadamente 15 mil millones de pesos el “quebranto a la nación”. Esto implicó que el gasto realizado por Odebrecht fue menos del 70 a 75 por ciento de lo que realmente debió costarle.

También refirió que con la planta de fertilizantes que se adquirió de Altos Hornos de México durante el gobierno de Peña Nieto se gastaron 225 millones de dólares más. Detalló que el costo en el mercado era de 50 millones pero se pagaron a sobrecosto por 275 millones, pese a que se trataba de una empresa con más de 10 años de inactividad.

Por último, López Obrador reiteró que está a favor de que se realice la investigación sobre los videos y audio que tienen como protagonistas a su hermano Pío y al funcionario David León. Advirtió que el dinero referido son aportaciones que se hicieron, como muchas otras, para apoyar su causa. Y se dijo dispuesto a colaborar con su declaración al respecto.

En este sentido apuntó que la revolución iniciada por Francisco I. Madero recibió 700 mil pesos, dinero que fue empleado para la compra de armas, la contratación de abogados y el pago de propaganda del movimiento. Ambos casos son muestras de apoyo del pueblo, nada que ver con la corrupción de los dos sexenios pasados, sostuvo.

(Con información de Eje Central)