Senadores del PRD solicitan suspender Ronda Uno en aguas profundas

México, DF, 25 de febrero 2015 (Círculo Digital).- La bancada perredista en el Senado llamó a suspender la Ronda Uno sobre aguas profundas, debido a las desventajas que tiene Petróleos Mexicanos (Pemex) frente a los competidores internacionales y a los términos fiscales de los contratos.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) anunció que son 42 las empresas interesadas en participar en la Ronda Uno, que según ese organismo podrían dejar una ganancia de 137.8 millones de pesos, cantidad que significa 40 por ciento del presupuesto autorizado a comisión.

Al respecto el senador Mario Delgado Carrillo, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), adelantó que presentará un punto de acuerdo con el objetivo de advertir que existen dos razones fundamentales para que las autoridades detengan la Ronda Uno.

En la primera observación detalló que los estándares de participación en las licitaciones, llevarán a los concursantes mexicanos a optar por una asociación con otras petroleras internacionales, lo que permitiría que las transnacionales fijaran sus condiciones.

En el caso de las licitaciones, Delgado hizo referencia a Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía 2001, quien advirtió que una condición indispensable para que las empresas petroleras no se lleven todas las ganancias de la extracción de hidrocarburos en México es el diseño detallado de los contratos, así como su transparencia.

“Con el esquema de regalías que se propone en los contratos, las tasa media que se cobrará a los contratistas será de ocho por ciento (considerando el actual precio del barril), cuando en el Senado las propuestas alternas planteaban escenarios de tasas dentro del rango de 13 y 15 por ciento e incluso superiores”, expuso.

El punto de acuerdo que presentará ante el pleno del Senado de la República exhorta al gobierno, a través de la SHCP, a posponer la Ronda Uno hasta que se den las condiciones económicas nacionales e internacionales para garantizar una proporción justa de la renta económica derivada de la extracción de hidrocarburos.

También pide a la Comisión Nacional de Hidrocarburos evaluar los términos y condiciones de los contratos petroleros, en particular sobre las variables que afectan directamente la utilidad operativa, con el fin de garantizar que el Estado reciba por lo menos 70 por ciento de las ganancias por cada barril de crudo producido. (Con información de Notimex)