Sin grandes avances la igualdad de género

México, DF, 6 de marzo 2015 (Círculo Digital).-  La Organización Internacional del Trabajo (OIT), informó que a pesar que hace dos décadas se presentó la mayor reunión de mujeres a nivel mundial, se adoptó un programa ambicioso para promover la igualdad de género y el empoderamiento, la situación apenas ha mejorado.

“Las mujeres que trabajan, ¿se encuentran en una posición mejor que hace 20 años?”, cuestionó el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, en un comunicado, además, indicó que “la respuesta es un sí condicional. ¿Este progreso ha satisfecho nuestras expectativas? La respuesta es decididamente no”.

“Necesitamos ser innovadores para reformular el debate y concentrarnos en garantizar los derechos de las mujeres en el trabajo, promover la igualdad de género y el empoderamiento económico de las mujeres”, agregó.

De acuerdo a Ryder, los progresos alcanzados en la puesta en práctica de la Declaración y la Plataforma de Acción adoptados en la Cuarta Conferencia de la Mujer en Beijing en 1995 son heterogéneos, señala la OIT en una nota preparada para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

En donde,  126 Estados miembros de la OIT, en 1995 habían ratificado el Convenio sobre igualdad de remuneración de 1951 y 122 el Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación) de 1958, y hoy en día, las cifras son 171 y 172, respectivamente. Sin embargo, las mujeres siguen enfrentando una discriminación y “desigualdad generalizadas en el lugar de trabajo”.

En la mayoría de las regiones del mundo, las mujeres con frecuencia ocupan empleos infravalorados y mal remunerados; carecen de acceso a la educación, la formación o las oportunidades de trabajo; tienen un poder limitado de negociación y de toma de decisiones, y siguen cargando con la responsabilidad de la mayor parte del trabajo doméstico no remunerado, señaló.

La violencia sigue siendo un factor que mina la dignidad de las mujeres y el acceso al trabajo decente. Alrededor de 35 por ciento de las mujeres son víctimas de violencia física y/o sexual, que afecta su asistencia al trabajo, enfatiza el informe. “La conclusión principal 20 años después de la Conferencia de Beijing es que, a pesar de los progresos marginales, tendrán que pasar años o décadas antes de que las mujeres disfruten de los mismos derechos que los hombres en el trabajo”, declaró Shauna Olney, Jefa del Servicio de género, igualdad y diversidad de la OIT. (Con información de Notimex)