Un joven misionero que sobrevivió a los atentados de Boston y París, sale ileso de los ataques en Bruselas

MÉXICO, 24 DE MARZO (CÍRCULO DIGITAL).- El padre de Mason Wells, un misionero mormón que se encontraba con otros dos compañeros dentro del aeropuerto de Bruselas al momento de los atentados, confirmó a los medios que con los ataques terroristas de este martes sería la tercera vez que su hijo sufre un atentando de esta índole.

En los bombazos de ayer en el aeropuerto de Zaventem, Bélgica, sus amigos, identificados como Richard Norby, de 66 años, y Joseph Empey, de 20, resultaron heridos de gravedad. Sin embargo, Mason Wells sólo sufrió algunas heridas leves.

Según Chad Wells, el padre del joven misionero de 19 años, su hijo sobrevivió a los atentados en el maratón de Boston en 2013, en París en 2015 y ahora en la capital de Bélgica, justo en la zona cero, y en el momento en que las bombas estallaron.

El martes, la capital de Bélgica sufrió un triple atentado terrorista perpetrado por miembros del Estado Islámico. Dos bombas explotaron en el interior del aeropuerto de Bruselas y provocaron 14 muertos y cientos de heridos.

Minutos después, otra bomba se detonó en la estación de subterráneo Maalbeek, a metros de la sede de la Unión Europea. En total se suman 31 muertos y 270 heridos.