Urge rector de la UNAM a redoblar esfuerzos para cuidar el agua

MÉXICO, 29 de abril (CDMX / CÍRCULO DIGITAL).- El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, urgió a que el ahorro, reciclaje y cuidado del agua sean parte de las actividades cotidianas de los ciudadanos y de la agenda política y social, pues recordó que, de acuerdo con la ONU, en el año 2030 la mitad de la población mundial sufrirá escasez.

La razón, dijo, es muy sencilla: su ciclo de regeneración está muy por debajo del ritmo de explotación.

“La tenemos disponible y la desperdiciamos. Invertimos en infraestructuras costosas antes que arreglar fugas de tuberías; la extrañamos y reclamamos su urgente presencia ante las carencias inesperadas, -olvidándonos que muchos-, los desprotegidos, tienen un difícil acceso a ella”, aseveró.

Al inaugurar la sala “Agua, elemento de la vida”, en Universum Museo de las Ciencias, el rector Graue indicó que esta exposición se suma a una serie de acciones que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha emprendido para contribuir a la solución de algunos de los principales problemas hídricos.

Entre ellos mencionó a la Red del Agua; el Programa de Manejo, Uso y Reúso del Agua (Pumagua); y el Programa de Apoyo al Desarrollo Hidráulico en los Estados de Puebla, Oaxaca y Tlaxcala.

Universum, agregó, fue creado para estimular el estudio de las ciencias, para hacer más asequible el conocimiento y explicar los fenómenos que nos rodean, que permiten vivir y entender nuestra relación con el mundo y con el Universo.

Por ello, subrayó el rector en un comunicado, no podía faltar la sala del agua, elemento gracias al cual la humanidad existe y ha evolucionado.

A partir de ahora, los más de 600 mil niños y jóvenes que visitan anualmente el museo aprenderán, de manera lúdica, el ciclo vital del elemento y la necesidad de cuidarlo.

En tanto, el coordinador técnico de la Red del Agua de la UNAM, Fernando González Villarreal, expuso que la sala es uno de los proyectos más destacados de esa Red; se elaboró luego de revisar que, a nivel mundial, los museos buscan ser un elemento del cambio para la conservación de ese recurso.

Para una cultura hídrica, abundó, es importante estimular la curiosidad y despertar el interés por el objetivo fundamental: preservar el agua para el disfrute de todos.

El director General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, José Franco, recordó que entre los graves problemas globales –como la energía y la seguridad alimentaria- está el acceso al agua de calidad, pues se calcula que casi dos mil millones de personas en el mundo carecen de agua potable.

La sala “Agua, elemento de vida”, abarca una superficie de 600 metros cuadrados y está dividida en tres secciones temáticas: El agua en la Tierra, El agua como recurso y Cultura del agua.

En ella se presentan 22 equipamientos con innovaciones tecnológicas. Por ejemplo, el montaje de un video mapping, que utilizando la luz, la perspectiva y el sonido lleva de la mano al visitante para conocer la complejidad de los recursos hídricos.

Se encuentra también un simulador esférico con proyección interior de 360 grados, en el que se muestran diversos fenómenos meteorológicos que suceden en la Tierra.

Además, hay un equipo de realidad virtual donde el visitante, al superar misiones, recorre una cuenca hidrológica.

El montaje de la sala contó con patrocinadores como las fundaciones UNAM, Río Arronte y Harp Helú, además de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y diversos fondos de investigación del Instituto de Ingeniería de la UNAM, entre otros. A la inauguración acudió el director general de la Conagua, Roberto Ramírez de la Parra.