Urgen integrar social y económicamente a las personas con discapacidad

MÉXICO, 12 DE MARZO (CÍRCULO DIGITAL).- La vicecoordinadora de Nueva Alianza en la Cámara de Diputados, Soralla Bañuelos de la Torre, destacó la necesidad de impulsar mecanismos para fomentar la integración social y económica de las personas con alguna discapacidad.

En entrevista, indicó que para abatir la exclusión laboral que enfrenta el sector propuso reformas para que instituciones oficiales y entes públicos y privados, tanto federales como locales, empleen a por lo menos dos por ciento de quienes estén en esa situación.

En la iniciativa además se prevé dar beneficios fiscales a las empresas que les ofrezcan oportunidades laborales.

De acuerdo con la propuesta de Bañuelos de la Torre, la proporción de trabajadores se tomará en cuenta según el total de los empleados de las instituciones señaladas y éstos desempeñarán el trabajo que sea compatible con sus fuerzas, aptitudes, estado y/o condición.

Por su parte el patrón interesado, previa presentación del certificado médico correspondiente, podrá aplicar una bonificación de hasta cincuenta por ciento de las cuotas a seguridad social, y además hacer la deducción prevista en la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

La legisladora confió en que con las reformas a las leyes Federal del Trabajo, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y del Impuesto sobre la Renta se protegerá y se garantizarán los derechos laborales de ese sector de la población.

Bañuelos de la Torre argumentó en su iniciativa que a la mayoría de las personas con discapacidad se les rechaza y cuando logran ingresar al campo laboral están subempleadas, reciben salarios inferiores al mínimo y trabajan por debajo de su capacidad.

La secretaria de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del órgano legislativo indicó que según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) hasta 2010 existían más de cinco millones de personas con alguna discapacidad en México.

Por ello insistió en la necesidad de establecer normas jurídicas que eliminen las barreras existentes para su inclusión, pues son muchos los “obstáculos, físicos y sociales que deben enfrentan para hacer valer sus derechos, desarrollarse profesionalmente y cumplir con sus metas personales”.