Urgen medidas contra alta contaminación: Zambrano

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo, (MENSAJE POLÍTICO / CÍRCULO DIGITAL).—El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, pidió no eludir los señalamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) referentes a los altos niveles de contaminación ambiental que se presentan en las principales urbes del país.

En un comunicado , llamó a tomar medidas urgentes para atender los problemas que impactan a decenas de millones de personas, sobre todo a infantes y adultos mayores.

En este sentido, Zambrano Grijalva precisó que en vista que los principales daños se registran en el ámbito de la salud, es fundamental que el gobierno federal fortalezca los mecanismos instaurados ya no sólo para una región, sino aplicarlos en todo el país.

Además de integrar, obligadamente, a la Secretaría de Salud, ya que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) es la única entidad sanitaria participante, pero al ser un órgano desconcentrado no tiene facultades para la toma de decisiones, sobre los efectos de la mala calidad del aire en la población.

En el reciente reporte de la Organización Mundial de la Salud “Informe sobre la contaminación del aire de las principales ciudades del mundo”, se advierte que nueve urbes mexicanas están altamente contaminadas: Monterrey, Toluca, Salamanca, León, Irapuato, Silao, la Ciudad de México, Guadalajara y Puebla.

Ante ello, Zambrano Grijalva planteó que la única instancia hasta ahora existente en México es la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe),

Pero, abundó, no sólo debe abarcar a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales federal, sino involucrar a las de Salud y Energía e incluso a Petróleos Mexicanos, por ser estas dos últimas las responsables de abastecer al país de los combustibles, a los cuales se atribuyen los impactos negativos en la salud de la población.

“La CAMe está integrada sólo a nivel federal por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con los gobiernos de la Ciudad de México y de los estados de México, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala, pero ya es tiempo de tomar acciones preventivas para esas otras metrópolis que están en proceso de expansión”, dijo.

Señaló que la Federación tiene sobre sí la responsabilidad de preparar un nuevo plan no sólo en lo administrativo, sino en lo presupuestario, para atender este reto que puso a las Naciones Unidas, a través de la OMS.

Recordó que de acuerdo con el reporte de la OMS difundido esta semana, los elevados niveles de contaminación del aire provocan enfermedades respiratorias, como bronquitis, asma, alergias y neumonía y males de tipo cardiovascular.

Por lo que consideró “crucial para las ciudades y los gobiernos a nivel nacional, que la calidad del aire urbano sea una prioridad de la salud y el desarrollo”.

Incluso se estima, indicó, que al año siete millones de personas en el mundo mueren por enfermedades relacionadas con la polución, además 80 por ciento de la población que vive en zonas urbanas está expuesta a los altos niveles de contaminación, según el informe.

“Cuando mejora la calidad del aire, el coste en salud por enfermedades relacionadas con la contaminación se reduce, mientras que la productividad del trabajador y la esperanza de vida crecen”, expone el estudio.