Viajes San Lázaro

Se dieron vida de ricos. No cabe duda que esta 62 Legislatura de la Cámara de Diputados que está por concluir se caracteriza por la realización excesiva de viajes internacionales súpercaros.

By

Percepción Política

Se dieron vida de ricos. No cabe duda que esta 62 Legislatura de la Cámara de Diputados que está por concluir se caracteriza por la realización excesiva de viajes internacionales muy caros.

Los diputados realizaron 617 visitas al extranjero que le costaron al erario más de 47 millones de pesos. Por concepto de boletos de avión dicha cámara erogó de septiembre de 2012 a mayo de 2015 más de 32 millones de pesos. Por viáticos soltó casi 15 millones, gastos que no tuvieron que ser comprobados por los legisladores.

Contrario a cualquier ciudadano, los diputados no buscaron los precios más bajos, pues en la mayoría de los casos se dieron el lujo de viajar en primera clase. Un tercio de los pasajes de avión que se compraron tenían un costo de más de 90 mil pesos cada uno.

Los diputados se defienden con el argumento de que ellos no se encargan personalmente de la compra de sus boletos para esta clase de viajes. Es la Dirección de Atención a Diputados, a cargo de Liliana Rojas, la que da este servicio y son cuatro las agencias que venden los vuelos.

Por ejemplo, por dos boletos a Sidney, Australia, la Cámara erogó 193 mil pesos por cada uno, para las diputadas Tania Morgan, del PAN, y Lourdes Quiñones Canales, del PRI; ellas acudieron al Congreso Mundial de las Familias. Un viaje que ha de haber sido muy útil para el país, ¿no cree, usted?

El diputado de Nueva Alianza Benjamin Felix Hays viajó a Londres con el segundo boleto más caro de todos los adquiridos: costó 174 mil 358 pesos. Asimismo, el pasaje de otros seis legisladores que también fueron para allá fue de 123 mil pesos cada uno. Todos ellos participaron durante cinco días en un congreso sobre innovaciones tecnológicas en materia de educación. A juzgar por el precio, debió ser importantísimo para la patria que ellos fueran.

Otro de los boletos más costosos lo usó en el 2013 la diputada perredista Yesenia Nolasco, quien fue a Filipinas para participar a un Foro Asia-Pacífico. Su boleto costó nomás 171 283 pesos, y ella reconoce que ese tipo de boletos “sí están inflados” hasta en un 70 por ciento más que un boleto promedio, pero alega que ella no tuvo que ver con la compra.

De acuerdo con la Unidad de Enlace Transparencia, de San Lázaro, cuatro diputados viajaron a Madrid, España, al Segundo encuentro Iberoamericano de Seguridad Social. El reporte indica que el boleto del diputado priista Fernando Salgado Delgado costó 115 mil 437 pesos, mientras que el de la diputada de Nueva Alianza, María Sanjuana, 92 mil 579. En cambio, el de los otros dos diputados, Alberto Dávila, del PAN, y Javier Salinas, del PRD, costó sólo 13 mil pesos cada uno.

El priista aseguró, sin embargo, que no usó el boleto de 115 mil que aparece reportado y que, es más, lo deolvió. ¿Alguien se embolsó de todos modos esa lana?

En cuanto a los viáticos, los cuales los diputados no están obligados a comprobar, como sí ocurre en cualquier empresa, llama la atención el caso del diputado priista Ramón Rubio Lara Blas, quien viajó a Lima Perú para asistir a la Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU, para lo cual usó 82 mil 404 pesos. A su vez, Graciela Saldaña, del PRD gastó 47 mil en ese mismo viaje. Ha de ser muy cara la vida por allá.

Las diputadas Malú Micher, Guadalupe Sánchez Santiago, Lucia Pérez Camarena y Beatriz Córdova viajaron 13 días a Nueva York a una reunión de la ONU sobre las mujeres, recibieron 72 mil 540 pesos cada una para lo que se pudiera ofrecer.

También en Nueva York, el diputado de Nueva Alianza, José Angelino Caamal Mena, estuvo analizando cuestiones indígenas en la ONU durante 13 días, y por ello tuvo que gastar 61 mil 479 pesos. Más ahorrativo, el diputado de Movimiento Ciudadano, Juan Luis Martínez, gastó nomás 39 mil pesos.

Hubo dos casos extraños: el de la diputada panista Consuelo Argüelles, que fue a Bruselas, Bélgica, y su boleto se reporta con un costo de 5 mil 17 pesos, y el del priista Kamel Athie Flores, que voló a Texas con un costo de 5 mil 581. Pobres, seguramente los mandaron, a ese precio, a la sección donde van las maletas. Y me imagino que han de ser blanco de las burlas de sus compañeros imitadores de Rico McPato.

You may also like